Los despidos de 90 empleados municipales son parte las reestructuraciones y los nuevos esquemas de las dependencias municipales y de acuerdo a las necesidades que se tienen puesto que las autoridades no pueden seguir administrando como hace veinte años atrás.

José  Antonio Trejo Valdepeña, alcalde de la localidad, señaló que en el tema de las bajas de empleados municipales se ha ido avanzando de manera gradual  en  los recursos monetarios, ya que si se da de baja a alguien, pues se tiene que hacer el pago de las prestaciones y es por ello que  este proyecto va avanzando conforme se va teniendo posibilidad y solvencia.

Comentó que la verdad es que se está continuando con las bajas porque desde  el inicio de la administración se informó que  este gobierno tiene una visión de estructura diferente porque hay la intención de integrar un esquema de gobierno completamente distinto.

Precisó que “lo digo con toda claridad, que el 10 de octubre nosotros recibimos una estructura de gobierno que por años se había venido manejando en el gobierno municipal, sin embargo quiero decir que era un esquema y una estructura de gobierno que es igual que hace veinte años y hoy las condiciones del Municipio no son iguales, ni en el número de  población, mancha urbana, ni tipo de viviendas, ni las condiciones socioeconómicas que hace 20 años,  y es por ello que nos vimos en la necesidad de hacer una restructura para redimensionar áreas y fortalecer la estructura municipal”.

Aseguró que las bajas son  parte de un ajuste justificado por las nuevas dinámicas de la población.

En relación al número de empleados que pudieran ser dados de baja, el edil señaló que no se tiene señalado en alguien es específico puesto que son de manera gradual y conforme lo requiera el nuevo esquema de la Administración municipal.