Un niño de 13 años murió ahogado hoy por la tarde en un estanque ubicado en el camino a la comunidad de Mesa de Ibarrilla, al que se metió a nadar.

La tragedia se reportó al número de emergencias a las 16:00 horas, pero fue hasta pasadas las 17:00 horas que buzos del H. Cuerpo de Bomberos con apoyo de personal de Protección Civil lograron ubicar y luego extraer de las aguas del embalse de 4 metros de profundidad, el cuerpecito, ante sus inconsolables familiares que acudieron enterados de la tragedia.

De acuerdo a la información reporteada, el niño extraoficialmente que el joven de 13 años de edad, minutos antes de las 16:00 horas salió de casa de una tía acompañado de una prima de su misma edad, y se dirigieron al estanque sin nombre localizado a un costado del camino a Mesa de Ibarrilla, vaso captador de aguas que es utilizado por los habitantes de la zona para refrescarse en días calurosos.

Siempre de manera extraoficial, las autoridades presumen en base a dicho de vecinos, que el niño y su prima entraron a las aguas para nadar, pero repentinamente el menor ya no salió, alarmada, su pariente salió del agua y corrió para avisar a sus familiares y vecinos, los que acudieron de inmediato e incluso trataron de rescatarlo.

Simultáneamente, otra persona habría llamado al número de emergencias 911 para pedir auxilio de los bomberos que acudieron rápido al llamado ciudadano.

Las labores de búsqueda y rescate se prolongaron más de una hora hasta que finalmente pasadas las 17:00 horas se confirmó que había sido localizado y posteriormente llevado a la orilla el cadáver del menor quedando a la espera de peritos y Ministerio Público.

Cabe destacar que inicialmente se reportó a la autoridad que el niño había caído al agua, además que se dijo era una niña de 13 años, lo que al paso de los minutos se aclaró, pues fue la infante quien logró salir y pedir auxilio.