El Ejército Mexicano tomó las instalaciones de Pemex Salamanca desde el pasado 21 de diciembre.

Así lo expresó el presidente de México Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este jueves.

La Sedena anunció que iniciaron las estrategias contra el robo de combustible en las seis refinerías del país.

La ciudad de Salamanca es vigilada por la Marina en sus comunidades donde existe perforación de los ductos de Pemex, mientras que el ejército está en el Interior de la refinería junto con directivos del nuevo gobierno federal.

Hace una semana el gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez Vallejo viajó a Palacio Nacional con el presidente con quién habló del operativo que iniciaría de inmediato en Salamanca.

López Obrador había indicado que sería en enero cuando presentaría la estrategia para combatir el robo del combustible en el país, pero este jueves informó las acciones tomadas para frenar el hurto de 600 pipas diarias de las refinerías.