El Dr. Claus Roxin, máxima figura del Derecho Penal contemporáneo, fue investido con el Doctorado Honoris Causa, máxima distinción que otorga la Universidad de Guanajuato (UG).

RECONOCIMIENTO

En sesión pública y solemne, el Honorable Consejo General Universitario (CGU) reconoció la trayectoria del jurista alemán, cuyas tesis han fundamentado las resoluciones de cortes internacionales en las condenas de dictadores, delincuentes “de escritorio”, líderes paramilitares, y de quienes han sido responsables de los más grandes crímenes en contra de la humanidad.

“Estamos escribiendo una de las páginas más gloriosas de nuestra Casa de Estudios, que se suma al caudal académico de nuestra Universidad”, aseguró el Rector General de la UG, Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino, y Presidente del Consejo General Universitario.

HONORIS CAUSA

La decisión de otorgar el Honoris Causa al célebre alemán deriva del reconocimiento unánime a las aportaciones del Dr. Roxin a la ciencia jurídico- penal, a los sistemas penales de distintos países, y, en consecuencia, de su aportación a humanidad, explicó el Dr. Guerrero, quien se detuvo en el análisis de las mayores aportaciones teóricas del homenajeado.

Nacido el 15 de mayo de 1931 en Hamburgo, Alemania, el Dr. Claus Roxin es reconocido como el penalista más destacado de los últimos cien años; ha sido distinguido con 27 doctorados Honoris Causa, y su obra ha sido traducida a cinco idiomas, reveló el Dr. Miguel Ontiveros Alonso, destacado jurista mexicano y discípulo del Dr. Roxin, al dar lectura al laudatio.

Considerado “maestro de penalistas, martillo de tiranos”, la vasta obra del jurista ha estado regida por el principio de que si un sistema no atiende los problemas de la realidad, entonces debe cambiar, agregó el Dr. Ontiveros Alonso.