Dirección General de Protección Contra Riesgo Sanitarios del Estado realizó operativos para verificar si los balnearios operan en buenas condiciones de salubridad y seguridad; así como establecimientos de venta de comida, principalmente mariscos.

El titular de dicha dependencia, Luis Carlos Zúñiga Durán, dijo que por ahora se han detectado seis establecimientos que no contaron con las normas de sanidad adecuadas en sus productos para ofrecer al público.

“La vigilancia la realizamos en los expendios de mariscos, donde se surten la mayoría de los comercios, aunque también lo hacemos con algunos establecimientos”, señaló.

En León se detectó un negocio donde se concentra una parte importante de venta de mariscos que no cumplía con dichas normas.

“Hacemos muestreos de alimentos, y con base a ello hacemos algún correctivo, como esto ya es un programa que hacemos cada año, la respuesta de los prestadores de servicios y de cetros recreativos, cada vez encontramos menos irregularidades”, aseguró.

MEDIDAS DE SUSPENCIÓN PRECAUTORIA

Manifestó que cinco de los establecimientos que ofrecían alimentos al público no contaban con las medidas de higiene, así como un almacén de mariscos, este último en León.

Dijo que se han aplicado algunas suspensiones precautorias cuando las condiciones de higiene no son las adecuadas, “hacemos una suspensión comercial para que se atienda las inconsistencias, se mejora la higiene y nuevamente opera”, apuntó.

Manifestó que en el muestreo de producto, de pescado, camarón, no ha habido alguna inconsistencia.

Refirió que por ahora son cinco los establecimientos que han presentado problemas de sanidad, por lo que se les suspendió por días y ahora se han incorporado a la actividad comercial.

BALNEARIOS

Explicó que en los balnearios se verifica el sistema de cloración de agua, si existen amibas, la limpieza en los baños y utensilios.

En este sentido indicó que fueron dos los balnearios que se les detectó alguna inconsistencia, sin embargo la corrigieron en unos días y posteriormente fueron abiertos al público.