Juan Hernández, próximo titular de la recién creada Secretaría del Migrante y Enlace internacional, quiere hacer de Guanajuato el ejemplo nacional y mundial de programas de apoyo a los migrantes, que los dignifiquen y los integren.

El capitalino, que estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Guanajuato (UG) a principios de los 70, tiene como reto generar las condiciones en el estado para que los jóvenes no emigren a los Estados Unidos, y ayudar a los que llegan deportados.

Aunque no existe un censo, se estima que existen más de un millón de guanajuatenses regados en la Unión Americana, quienes generan más de 40 millones de pesos en remesas al año, los cuales buscan potencializar para incrementar la construcción y micronegocios en colonias y zonas rurales.

“El doctor Johny”, como le conocen en Estados Unidos, a pesar de ser identificado con el Partido Republicano por su apoyo a los Bush, dice que nunca aprobó las decisiones de Donald Trump, por lo cual promoverá la ayuda legal a favor de los guanajuatenses que radican en el país del norte.

AYUDA EN E.U. Y GTO.

“Vamos a atender a nuestros migrantes allá en Estados Unidos, en el gobierno de Donald Trump nuestros migrantes viven con temor, vamos a atenderlos cuando regresan a Guanajuato y a sus familias acá, ellos sufren mucho al regresar a México, y los abusos en nuestro país son grandes y parecidos a los que sufren allá”.

El futuro secretario dijo que la mejor manera de apoyar a los migrantes es creando programas de ayuda para sus familiares, quienes reciben remesas en dólares, las cuales superaron los 2,500 millones el año pasado, sólo en el Estado.

“Sus remesas son muy importantes, ese dinero es vital para el estado, el gobernador electo (Diego Sinhue Rodríguez Vallejo) busca que se dé un efecto multiplicador de esos dineros y darles opciones a las familias de los migrantes para que puedan construir sus casas o poner un negocio”.

Reconoció que el dinero de los migrantes se convierte en más de 40 mil millones de pesos, lo que significa prácticamente la mitad del presupuesto estatal, que es superior a los 80 mil millones de pesos anuales, por lo cual es importante luchar para que les cobren menos las empresas de manejo de remesas.

“Hay que encontrar maneras de que sea más barata la manera de enviarlas, van varias veces que han sido acusadas las compañías de remesas de no explicar bien cuál es el costo del envío, hay cobros escondidos en la recepción”.

Expresó que otra forma de ayuda es generar programas de descuento, “trabajé en un programa con Cemex para que en la compra de un bulto pagado por un familiar con remesas del migrante, le regalaban un segundo bulto”.

Señaló que la construcción tiene un efecto multiplicador, la familia del migrante construye otro cuarto, contrata un albañil, un electricista, crean acciones positivas en la comunidad, “tienen el derecho de gastar en los 15 años, pero como gobierno debemos darles otras opciones de beneficio para la familia”.

MODELO MUNDIAL

Otras de las estrategias que estudian es crear programas de retiro para cuando regresen a pasar sus últimos años o que vengan con sus hijos y nietos como turistas, o como empresarios a invertir su dinero en el estado.

El también estudiante de maestría y doctorado en las Universidades de Texas y California, espera que el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador reactive el programa 3 x 1, en el cual el migrante pone un dólar, el estado otro y el gobierno federal el tercero. Además promoverá que los municipios pongan uno más para alcanzar el 4 x 1.

“Con Fox y Calderón fue un programa con mucho vigor, los migrantes desean participar desde Estados Unidos, no sabemos qué desea hacer el gobierno federal, en Guanajuato no nos vamos a quedar atrás, vamos a ser el ejemplo nacional y mundial en programas de apoyo a los migrantes, que los dignifiquen y los integren”.

En México sólo existen secretarías del migrante en Michoacán y Zacatecas, y a diferencia de estos estados, Guanajuato quiere diferenciarse buscando oportunidades de inversión del extranjero a las áreas de alta migración y pobreza, “no se vale que nuestra gente se vaya porque no encuentran oportunidades, porque no pueden darle de comer a sus familias, comprarles medicinas, o pagarles la educación a sus hijos”.

ASESORÍA LEGAL

Otra de las líneas de trabajo será que en Guanajuato se trate bien a los inmigrantes de todos los países que llegan a la entidad.

“Seremos el ejemplo de respetar los Derechos Humanos de los inmigrantes que vienen de Centroamérica, y cuidar bien de los japoneses y alemanes que están viviendo aquí, así como a los americanos que están en San Miguel de Allende. Mi madre fue una inmigrante que llegó a esta ciudad y se casó con un guanajuatense”.

Explicó que la asesoría legal pagada desde el territorio mexicano a los abogados en Estados Unidos, es la mejor estrategia para que los migrantes sean respetados y les permitan continuar con su vida allá.

“Cuando están a punto de deportarlos, si tienen un abogado el 80% de los casos no son deportados, pero si no tienen abogados, el 80% sí son deportados, los latinoamericanos son una bendición para la nación americana, gastan su dinero allá, la construcción y la agricultura dependen de estas masas trabajadoras y tienen derechos, un buen abogado puede luchar por sus derechos”, concluyó.