El proyecto Escudo no debe de cancelarse, sería un error dejar perder la infraestructura tecnológica, declaró el diputado federal panista, Juan Carlos Muñoz.

El empresario leonés, que está en la comisión de Comunicaciones y Transportes, destacó que el gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo tendrá que revisar las estrategias que se aplicaron sobre la tecnología que se compró desde 2012.

“Escudo no es un programa de seguridad, es una compra de herramentales como cámaras, arcos de seguridad y tecnología, sería un error dejar perder esa infraestructura, se tendrá que revisar la estrategia que se llevó a cabo y la que tendrá que aplicarse para implementarla con inteligencia y que pueda dar resultados”.

Ejemplificó que la compra de patrullas es adquirir herramientas para el estado y lo importante será saber cómo las operan los policías en beneficio de la seguridad de la ciudadanía, “quienes operan las patrullas deben estar bien capacitados, ellos usan la herramienta, lo mismo pasa con Escudo, es una herramienta, debemos analizar qué hacemos con la herramienta”.

Recordó que Escudo debe ser liquidado a los proveedores (seguritech), ya que el valor residual es mínimo, “vale la pena pagarlo, es obligatorio que nos la quedemos, la tecnología aún es funcional, tendremos que irla reemplazando poco a poco”.

Señaló que todas las cámaras actualmente continúan funcionando y evitan que se realice un pago fuerte por un nuevo proyecto de tecnología, como el que se contrató hace seis años, “la mayoría de las computadoras y cámaras siguen funcionando, los arcos ya no se cambian, muchas herramientas seguirán funcionando y otros por su naturaleza tendrán que irse reemplazando”.

AEROPUERTO PRIVADO

Ante la imposibilidad de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador continué con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el diputado declaró que la opción de entregarlo bajo licitación a la iniciativa privada es viable para que continúe el proyecto.

“Sí es autofinanciable, no cabe duda, hay otros países que han realizado aeropuertos más grandes con la inversión de la iniciativa privada, obviamente las concesiones serán a largo plazo, el problema que tenemos es que a la hora de la entrega la concesión van a decir que hubo favoritismos para entregarla, siempre va a haber un dato para sacar raja del tema”.

Muñoz concluyó que el país requiere el Aeropuerto Internacional, no sólo para el traslado de los mexicanos a destinos nacionales e internacionales, sino de mercancías a todo el mundo.