El bulevar Adolfo López Mateos antes era una zona comercial muy importante para la ciudad, pero hoy en día son contados los comercios que sobreviven estando sobre la vialidad principal de León.

Edificios históricos, o plazas que en su momento se suponía serían ideales para el bulevar como ‘plaza Venecia’, o el ‘Centro médico del Bajío’, hoy se encuentran en pésimas condiciones e incluso hasta abandonados. Esto sólo como algunos ejemplos mencionados por comerciantes que sí se han mantenido sobre ‘El eje’ principal, por ejemplo, Alejo Coreno.

Él, tiene un puesto de revistas y periódicos desde hace aproximadamente 38 años sobre el bulevar López Mateos, casi esquina con la Calle Mérida. De manera personal compartió que justó ahí, donde hoy en día es un terreno sin uso estuvo ubicado uno de los primeros cines de León, ‘El cinema estrella’ recordó.

Ese mismo lugar a lo largo de la historia albergó diversidad de comercios, como la Comercial Mexicana, la Librería Cristal, un video Centro, una óptica y un restaurante. Después de todo esto, hace algunos años fue estacionamiento, pero ahorita ya esta sólo.

Alejo mencionó que en antes, todo el tráfico en el bulevar era más fluido, había más centros comerciales y también había espacio para que los autos se estacionaran.

grafitis e indigentes un problema que sólo empeoran la situación.

Por otra parte, el señor Rentería, encargado de un comercio llamado ventinext, ubicado en plena zona centro de la ciudad sobre el López Mateos, entre las calles La Paz y Libertad, opinó que el tema de los grafitis y los indigentes no ayudan para que se reactive la zona comercial.

Según sus cálculos y de manera personal, su cortina sólo dura 6 meses sin que le hagan algún grafiti.

Por otro lado, a un costado de su establecimiento se encuentra un edificio inhabitado, grafiteado y hasta con cristales rotos; y del otro, una finca deshabitada completamente grafiteada, lugar en el cual algunos indigentes por las noches llegan a dormir e incluso utilizan el terreno como sanitario.

Estas situaciones, comentó, no ayudan en nada a que la zona comercial del bulevar se reactive, pues además de que da mala imagen, también huele hasta mal.

Él ya tiene  15 años o poco más ubicado sobre el López Mateos y dijo que se ha mantenido gracias a que consigue trabajos o proyectos por fuera, porque si se quedara a esperar que el cliente llegara a su negocio, hubiera quebrado desde hace muchos años.

Expuso que desde que está ahí, sólo dos comercios se han mantenido varios años en el tramo de  la paz y libertad,los demás, abren y cierran, no hay una constancia en los comercios.

La razón por la que los comerciantes no duran, dijo que es porque la renta es muy cara, él por ejemplo paga al mes 6 mil pesos más servicios de luz y agua, mil 500 más 400 respectivamente, cantidad que se le hace muy exagerada ya que no se compara en consumo a una casa habitación, por ejemplo.

La falta de estacionamiento, así como también las jardineras y los árboles les provocan una barrera para que los clientes los vean y en caso de desearlo, lleguen a comprarle.

Así mismo, cuando el ocupa descargar o cargar mercancía señaló que es muy complejo hacerlo debido a que no hay lugar. Por lo regular los clientes también buscan calles alternas cuando ya los ubican pero la calle paralela al  López Mateos es muy insegura.

Posteriormente también criticó que algunos establecimientos sí tienen rampa para que los autos puedan semiestacionarse ahí y oros no.

Se necesita un programa de rescate comercial.

“Para reactivar e incentivar el comercio en la zona el tema de estacionamientos deben ser vitales; debe existir un programa de rescate que beneficie a la imagen y ayude a solventar los grandes gastos” expresó.

Así pues, también una mejor seguridad en todo el bulevar sería muy benéfico para generar la confianza para los clientes que desean comprar.

Por eso, los grafitis, las malas condiciones de edificios y el anuncio de ‘se renta’ es algo característico de muchas zonas del boulevard Adolfo López Mateos.