Es muy común que los campesinos pongan tablas u otros objetos para sacar agua de arroyos o ríos durante todo el año, desgraciadamente en época de lluvias la creciente de los cauces revienta esas zonas que no tienen surco, situación que podría poner en riesgo sus parcelas y las personas que se encuentren cerca de ahí.
Esta situación ocurre sobre el canal de Conchas, donde en distintos puntos ya se ha reventado, así lo dio a conocer Alan Reyes, Director de Protección Civil de San Francisco del Rincón.
“Sobre el conchas traemos tres reventadas, una de 8 metros, una de 6 metros y una de diez metros aproximadamente, son rupturas del río y son producto del mal manejo de los campesinos que meten sus bombas charqueras y para sacar el agua ponen entablados”, dijo Reyes.
GRAVEDAD
Lo grave es que cuando dejan las tablas la corriente se las lleva y termina por afectar sus parcelas.
Hasta el momento estas afectaciones a sus propias tierras no se han salido de control y no se han reportado afectaciones a casas u otras hectáreas.
A su vez el director de PC recordó a los campesinos que sus tractores dejan afectaciones graves sobre los bordos, y es que el peso los debilita hasta que se derrumban, se estima que son poco más de 60 hectáreas las que están llenas de agua.
Esto no afecta “Ya que es una parcela que pertenece a ellos mismos”, detalló Alan Reyes, el cual tiene en su poder la copia de una minuta, donde se le hizo saber a la Conagua de este situación.
Este organismo es quien debe anunciar o recordar a los campesinos que no deben hacer esto, ya que exponen su propia planicie y la integridad y patrimonio de otras personas.
“Prácticamente de la primer reunión en la cual la Conagua invitaría a estas personas del retiro de las tablas de este tipo, la verdad desconozco si lo hizo cada quien agarro su parte”, especifico Alan.
Por último dijo que desde debido a que la bajada del río Turbio y el canal de Conchas son competencia federal, le corresponde al mismo campesinado dar cuentas a Conagua.