Daniel Alberto Díaz Martínez, Secretario de Salud Estatal, tranquilizó a la población por las posibles picaduras de alacrán durante la temporada de calor. Asimismo, aconsejó para resistir la temporada de calor.

Díaz advirtió que la prevención contra los alacranes, así como las posibles picaduras, es algo fundamental. Afortunadamente, se tienen los insumos distribuidos en las ocho jurisdicciones estatales, y allí está disponible el suero anti-alacrán y los medicamentos sintomáticos que se necesitan.

Para ello, es fundamental insistir en la prevención –reiteró el secretario- puesto que hay grupos de edad muy vulnerables como lo son los bebés y niños menores de cinco años y los niños pequeños y posteriormente los adultos mayores.

“Nosotros contamos con el insumo, el medicamento, el suero antialacrán y los medicamentos sintomáticos para atender esta emergencia médica. Es necesario revisar muy bien debajo de la cama, los closets y los roperos donde se pudieran anidar, sobre todo las casa antiguas, donde tienen teja y madera, que bien pueden ser nidos que facilitan el hábitat y la reproducción de los mismos”.

Díaz Martínez señaló que los médicos están capacitados y tienen toda la disponibilidad y capacitación para poder atender cualquier situación que se presente de emergencia.

Ha habido mil 400 casos a la semana en todo el Estado de Guanajuato. No ha habido casos mortales hasta el momento. “Al tener el insumo evitamos que se llegue a una situación más grave”.

Con respecto a las temperaturas elevadas, el secretario aconsejó evitar exponerse, sobre todo a la hora del mediodía, que es cuando el sol eleva las temperaturas. Conviene evitar hacer ejercicio a esa hora, y si la situación es ocupacional, protegerse de los rayos del sol para evitar un golpe de calor.

Hay que tener en cuenta que los alimentos pueden echarse a perder, por lo que hace falta ingerirse en casa, perfectamente lavados, con agua clorada. Ante cualquier síntoma de deshidratación, como vómito o diarrea, así como estado letárgico, es necesario acudir al doctor. Es necesario conocer el suero Vida Oral, disponible en el IMSS.