El Procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, José Raúl Montero de Alba, exhortó a las autoridades estatales y municipales a proporcionar todo el apoyo humanitario, jurídico, médico, seguridad y asistencia a la caravana de migrantes centroamericanos en su paso por el territorio estatal.

En especial, pidió que se atendiera a las mujeres y niños, personas con discapacidad, adultos mayores y todas aquellas que pudieran ser discriminadas o afectadas en sus derechos humanos.

Lo anterior, en el marco de un encuentro que tuvo el organismo público de derechos humanos con instituciones de la sociedad civil relacionadas con la protección a los migrantes, entre otras.

Recordó que cualquier persona que se encuentre en México goza de todos los derechos humanos contenidos en la Constitución y en los Tratados Internacionales, entre ellos, el derecho a la vida y a la integridad personal; acceso a la salud; libertad de expresión, conciencia y religión; acceso a la justicia y debido proceso.

Se estima que más de cinco mil personas que vienen de Guatemala, Honduras y El Salvador, continúen su camino a la frontera por Estados Unidos a través del territorio nacional, entre ellos mil 500 mujeres, mil 500 niñas y 900 niños, según las estimaciones de las autoridades migratorias.