Prepara el Gobierno de la República ajustes inmediatos en el Instituto Nacional de Migración, que abarcará cambios desde altos mandos y hasta agentes, al ser una de las áreas de mayor corrupción.
En la tradicional rueda de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que se alistan procesos legales contra agentes migratorios, dada su vinculación en actos de corrupción.
Incluso, en algunas zonas de la república, el Instituto Nacional de Migración ha iniciado los ajustes, principalmente en Cancún, donde afirmaron prácticamente todo el personal ha sido ya cambiado.
También las aduanas de Chetumal, Ciudad de México, Guadalajara y en entidades del norte del país, se aplicarán las mismas medidas.
López Obrador reiteró que el combate a la corrupción no es un asunto pasajero, sino la principal tarea de su gobierno.