La segunda suspensión de actividad de la semana llegó para los Bravos de León, que no pudieron inaugurar la serie ante Rieleros de Aguascalientes la tarde de ayer, debido una fuerte lluvia que se presentó en el Norte de la ciudad.
La novena de Luis Carlos Rivera vio cortado su buen momento por el clima, que había amainado en el temporal lluvioso los días pasados.
Sin embargo, el terreno del Domingo Santana no pudo aguantar casi 30 minutos de aguacero, justo antes de comenzar el primero de la serie.
Los trabajos en el estadio no impidieron que los ampáyers declararan imposible de jugarse el encuentro una hora después.
Ante eso, Rieleros y Bravos deberán inaugurar hostilidades hoy en doble cartelera, pactada desde las 3:00 de la tarde.
Los lanzadores anunciados para el primer juego de hoy son Roy Merritt (7-4) y Yohan Flande (10-4), por el equipo hidrocálido, y Marco Quevedo (1-2) y Guillermo Moscoso (5-3), por León.
Las lluvias también habían hecho de las suyas el martes, cuando Bravos no pudo comenzar la serie ante Saraperos de Saltillo, al que luego se impuso por barrida el jueves.
Este será el primer enfrentamiento oficial entre León y Aguascalientes esta campaña, y que marcará la búsqueda del cuarto puesto por parte de los de Rivera, que tiene marca de 34-47, actualmente en la quinta posición, en la persecución de los Tigres de Quintana Roo.
El equipo impuso una nueva marca para la franquicia en la serie ante Saltillo al conseguir 8 triunfos consecutivos.