“Es momento de que en Guanajuato le cerremos completamente la puerta, desde la ley, a los matrimonios de personas menores de edad”, enfatizó la diputada Angélica Casillas Martínez, al presentar en Tribuna la iniciativa formulada por el Grupo Parlamentario del PAN, para reformar el Código Civil y el Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Guanajuato.

La legisladora señaló:

“en muchos casos, el matrimonio infantil es una causa común de abandono escolar, limita las perspectivas de futuro de los adolescentes y, en el caso de las mujeres, pone en riesgo su vida y su salud. Con esta propuesta, eliminamos las últimas excepciones que estaban contempladas en nuestros Códigos Civiles y de Procedimientos Civiles para permitir el matrimonio infantil”.

“Lo proponemos con el respaldo de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual establece que las leyes federales y de las entidades federativas, en el ámbito de sus respectivas competencias, establecerán como edad mínima para contraer matrimonio los 18 años”.

“Buscando armonizar nuestra legislación local con los ordenamientos federales, con los tratados internacionales y con las necesidades actuales de la sociedad guanajuatense, proponemos eliminar la facultad que hasta hoy tiene el Juez de Partido de lo Civil para conceder, con el consentimiento de quienes ostenten la patria potestad, la dispensa de edad a los menores de edad que tengan más de 16 años cumplidos”.

La diputada Angélica Casillas Martínez destacó que “el caso del matrimonio infantil ha sido considerado por la UNICEF como una violación de los derechos humanos y como la forma más generalizada de abuso sexual y explotación de las niñas. De acuerdo con información de la Organización de las Naciones Unidas, En los países en desarrollo, una de cada tres niñas se casa antes de cumplir los 18 años, y una de cada nueve, antes de los 15, en parte debido a la pobreza persistente y a la desigualdad de género”. 

“…en nuestro estado este fenómeno se ha reducido enormemente en los últimos años. En 1993 el INEGI reportó 41 matrimonios donde los contrayentes tenían menos de 15 años de edad y 8,607 casos en los que contaban con 19 años o menos. En el 2014 no se registró ningún matrimonio en el que alguno de los contrayentes tuviera menos de 15 años, pero todavía en 2015 se registraron más de 2,500 matrimonios con personas de entre 15 y 19 años de edad”.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Justicia para su estudio y dictamen