La mezcla del deporte y música clásica inician a ser más frecuentes en la ciudad de León. “Sonar las Joyas” puede ser el primer paso de la mezcla cultural que perdurará por años si los organizadores se lo proponen.
La orquesta infantil Sonar las Joyas, estuvo presente en la primer carrera atlética “Corre por las Joyas”, considerada especial al desarrollarse por primera ocasión en dicho polígono, considerado de alta densidad poblacional.
El modelo de orquestas musicales infantiles, nació hace casi dos décadas en Venezuela, con la finalidad de proporcionar ayuda social a los niños de escasos recursos y sus familias.
En México, la empresa TV Azteca copió el modelo venezolano y creó Esperanza Azteca, lo cual ocasionó un auge nunca antes visto en el país, a tal grado que en León existen cinco orquestas infantiles.
Sergio Farfán, Coordinador de Sonar Las Joyas, destacó el crecimiento en tres años, de la orquesta promovida por la Asociación Civil AUGE, “inició en junio del 2014, nació como un proyecto de apoyo social para un pequeño grupo de niños”, dijo.
El director general de la Orquesta es Manuel López y fue invitado por la asociación Auge, iniciaron en la parroquia de La Soledad de las Joyas, con los padres Josefinos. López invitó a Farfán por su experiencia en coordinar grupos musicales similares en Querétaro y Michoacán.
“En México se adoptó como una herramienta de apoyo social y formación de los niños, Esperanza Azteca lo catapultó, se visitan comunidades rurales y se ofrecen apoyos a los niños para crear pequeñas células musicales, hasta formar orquestas profesionales” comentó Farfán.
Sonar Las Joyas inició con diez niños, ahora está integrada por 70 elementos que tocan prácticamente 20 instrumentos musicales.
“Los niños se comprometen a durar dos años en la agrupación, esto nos ayuda a formar elementos competitivos, cada cuatro meses tenemos exámenes musicales, les marcamos los niveles”, ahondó.
En Centro Impulso se trabajan las cuerdas (violines, violas, chelos, contrabajos). En Cañada del Real se trabajan las metales (flauta, trasversal, clarinete, saxofón, trompeta, trombón y la tuba) y percusiones (Tambor, bombos, timbales), entre otros.
Sonar las Joyas ya cuenta con jóvenes que no pertenecen al polígono de las Joyas, “no tiene costo inscribirse a la escuela, se les prestan instrumentos, la Asociación Civil tiene apoyos de desarrollo Social y del Municipio para el pago de maestros y compra de instrumentos”.
La combinación deporte y música clásica marca un ambiente diferente, pocos eventos deportivos le han apostado al desarrollo de ambas áreas, que ayudan a promover valores sociales y al crecimiento de la cultura del ejercicio físico y del desarrollo mental.
“Corre por las Joyas” tuvo un éxito social tanto en lo deportivo como en lo musical, los organizadores ahora tienen la misión de mantener esta nueva mezcla que a miles de deportistas les agradó.