El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Zona Metropolitana de León, Jorge Ramírez Hernández, fue muy claro en su mensaje al Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Éctor Jaime Ramírez Barba, respecto al debate sobre la petición de los organismos de la sociedad civil para nombrar a un fiscal anticorrupción autónomo: “si él, marca como imposible los requerimientos de sus representados, me parece que no está cumpliendo con su papel”.

Así resumió el dirigente del sector patronal de León la postura del organismo ante la respuesta que dio ayer el legislador al planteamiento que le hicieron el Parlamento Ciudadano de León y el Consejo Coordinador Empresarial de León respecto a la necesidad de eliminar el requisito de 10 años de experiencia en la persecución de delitos que marca la convocatoria para elegir al fiscal anticorrupción del estado y eliminar de la ley el derecho a veto que se le otorgó al gobernador del estado.

El martes, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, Gustavo Guraieb Ranth, y el presidente del Parlamento Ciudadano de León, Jaime Gallardo Saavedra, pidieron a los legisladores tomar en cuenta los planteamientos de los organismos de la sociedad civil respecto al proceso para elegir al nuevo fiscal anticorrupción, observación que ya se había hecho por otras organizaciones como el Observatorio Ciudadano de León y el Colegio de Abogados de León, entre otros.

En el fondo lo que plantean los ciudadanos es que para dar solidez a la figura del fiscal anticorrupción se debe eliminar toda sospecha de que estuvo dirigida para beneficiar a personas relacionadas con el partido en el gobierno. Lo anterior, porque de nada servirá tener un nuevo Sistema Estatal Anticorrupción si se mantiene la impunidad en los actos ilegales que cometan los funcionarios públicos.

En el Congreso del Estado, el PRI también se manifestó a favor de cancelar la convocatoria cuyo plazo vence este viernes, en virtud de que descubrieron en el camino que se hizo un traje a la medida para un fiscal a modo del gobierno estatal.

Los argumentos que explicó el diputado Ramírez Barba también son válidos desde el punto de vista legal porque expuso que no se puede cancelar la convocatoria porque ya hay personas inscritas que se podrían amparar, además de que se necesita una nueva iniciativa de ley para modificar los requisitos del perfil de quien pueda desempeñar el cargo de fiscal anticorrupción. Esto requiere además la concurrencia de las demás fuerzas políticas en el Congreso del Estado.

Lo que cuestiona el Presidente de la Coparmex Zona Metropolitana de León es que los legisladores no están únicamente para escuchar y ya, sino que les falta demostrar voluntad política para atender los reclamos de los ciudadanos a fin de garantizar un fiscal autónomo y con calidad moral para que enfrente los actos de corrupción del gobierno.

Pero quienes conocen las redes de poder que se mueven en el Congreso del Estado de Guanajuato saben que los empresarios y organizaciones no gubernamentales se equivocaron en la ventanilla para plantear sus inquietudes y dudas sobre el Sistema Estatal Anticorrupción y en especial, en el nombramiento del fiscal. Hubiera sido más fácil ir con la legisladora número 37, que aunque no fue electa por los ciudadanos, opera como la verdadera coordinadora de los legisladores panistas en el Congreso.

Finalmente, hay otro tema que va a tensar la relación entre empresarios y el partido en el poder, pues hay serias sospechas que hubo mano negra en el rechazo del perfil del representante del Consejo Coordinador Empresarial de León, Gustavo Guraieb Ranth, como aspirante al Comité Técnico Ciudadano que estará al frente de las acciones del Sistema Estatal Anticorrupción. El pleito va a terminar en los tribunales administrativos.

DEFINICIONES
El Senador del PAN por Guanajuato, Juan Carlos Romero Hicks, adelantó ayer en una entrevista con una televisora nacional que se va a reunir con el presidente del PAN, Ricardo Anaya, para que defina si va a ser dirigente del partido o va a contender por la candidatura presidencial del Frente Ciudadano por México que integran PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

En ese mismo espacio de noticias, un día antes, Ricardo Anaya explicó su teoría del complot del PRI en su contra para dividir al PAN de cara a la elección presidencial del 2018 y favorecer la candidatura del José Antonio Meade Kuribreña con el tricolor.

Acusó que hay panistas que van a apoyar al posible candidato del PRI y que trabajó con ellos en el gobierno de Felipe Calderón, por lo que les exigió definiciones respecto a si van a jugar con el PAN o con sus adversarios políticos. Entre los acusados mencionó a Ernesto Cordero, Javier Lozano, Salvador Vega Casillas y Roberto Gil Zuarth, a quienes se les inició un proceso de expulsión del partido.

El dirigente nacional del PAN no ha hecho pública hasta ahora su aspiración para el 2018 porque dice que esperara hasta que los tiempos de la ley electoral determinen el registró de las candidaturas, entre diciembre de 2017 y febrero de 2018.

En este contexto y ante el abandono del PAN de figuras como Margarita Zavala, José Luis Luege Tamargo o María Luisa Calderón, el Senador Romero Hicks afirmó que ya llegó el tiempo para que Ricardo Anaya se defina de una vez por todas si quiere ser candidato a la presidencia o se mantendrá como jefe nacional del PAN.

Planteó que la situación que vive el partido no solo pone en riesgo la permanencia del presidente nacional del PAN, sino al propio partido y al Frente Ciudadano por México. Los problemas en el PAN comenzaron cuando los dirigentes se convirtieron en cabeza de grupo en vez de ejercer una dirigencia imparcial, interpretó el panista respecto a la crisis de liderazgo que se observa entre los panistas.

El razonamiento del senador por Guanajuato es que la indefinición de Ricardo Anaya daña al frente, al PAN y cualquier aspiración personal que tenga, por lo que hizo un llamado a la madurez y humildad para resolver este problema que se vive actualmente.

El exgobernador de Guanajuato ha expresado sus aspiraciones por ser candidato del PAN o del Frente a la Presidencia de la República en 2018 y opinó que el método de selección interno debe ser democrático y alcanzar un buen resultado, en donde invariablemente habrá necesidad de hacer una consulta y abrir los procesos de participación.

En su caso, Romero Hicks consideró que no va renunciar al PAN en caso de no conseguir la candidatura como se propone, ya que es y será panista. Lo anterior, en contra de la decisión que asumió Margarita Zavala y otros liderazgos panistas que abandonaron al partido para buscar sus propias aspiraciones personales.

Esta postura expresada contra la indefinición de Ricardo Anaya seguramente causará controversia entre los panistas que van de la mano con su proyecto político en 2018 y quienes aún aseguran que no pasa nada en el PAN por la salida de liderazgos reconocidos en la sociedad aunque por fuera se observa cómo se resquebraja la institución política.

El senador guanajuatense podría arriesgarse con este lance a que su presidente nacional, quien sería otro de los competidores en la contienda interna panista, le cierre espacios de participación y le abra un proceso en su contra por cuestionarlo, como ya sucedió y pasará con aquellos que lo desafían en las decisiones que ha tomado recientemente.

POSTURA
En el marco de la Mesa de Seguridad y Justicia de León volvió a ponerse en la agenda el retraso en la definición operativa del Fideicomiso para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública en León, al concluir el encuentro, al que por cierto, no asistió el alcalde Héctor López Santillana.

La tensión al concluir la reunión fue evidente cuando la presidenta del organismo ciudadano, Rocío Naveja, dijo ante los responsables de seguridad de los tres órdenes de gobierno y los representantes del poder Judicial y Legislativo, sobre que el municipio debe cumplir con sus compromisos ante la sociedad, no nos pueden hacer a un lado ahora que vienen momentos electorales ni descalificar sus propuestas y participación.

Y es que de plano ha pasado casi un año sin que el gobierno municipal pueda aterrizar siquiera uno de los cuatro proyectos que propuso la Mesa de Seguridad y Justicia para reducir los índices delictivos y devolver la confianza a los ciudadanos sobre los resultados obtenidos hasta ahora.

En su mensaje, la presidenta del organismo aseguró que ha habido sólo retórica en las autoridades municipales y que los resultados en materia de seguridad no han sido suficientes; aunque sin dejar de reconocer que hay algunos avances incipientes y que hay casos donde los policías han dado muestras de querer trabajar contra la delincuencia.

También aludió que la Mesa no pude invertir un peso en el Fideicomiso, si la Secretaría de Seguridad Pública de León no tiene el convencimiento y equipo para que funcionen los proyectos que les propuso la ciudadanía.

Desde hace 12 meses se habló de configurar un mecanismo financiero para apoyar proyectos estratégicos de seguridad para la ciudad y desde mayo fueron presentados a las autoridades y ya es octubre y no ha podido arrancar ninguno.

En respuesta, el Secretario de Seguridad Pública de León, Luis Enrique Ramírez Saldaña, declaró que fueron los integrantes del Comité Técnico del Fideicomiso quienes pidieron hacer algunos cambios para tener reglas de operación más claras. Respecto al alza de algunos delitos como se indicó en la reunión, reconoció que mientras algunos tienen un repunte, en otros definitivamente hay una tendencia a la baja.

En esta reunión estuvo el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Miguel Valadez Reyes; el representante de la Comisión de Seguridad en el Congreso del Estado, Juan Carlos Muñoz Márquez; el Comandante de la XVI Zona Militar, Juan Manuel Díaz Organitos; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, Gustavo Guraieb Ranth y el presidente de la Coparmex Zona Metropolitana de León, Jorge Ramírez, entre otros.