El gobernador del estado, Miguel Márquez, sostuvo un encuentro privado con el Vicepresidente de Asuntos para México de Toyota y principal responsable del proyecto de la planta que se instalará en Guanajuato, Nobuzo Jun Umemura, quien vino a reiterar la confianza y el compromiso de inversión de la empresa japonesa aquí después de las especulaciones que corrieron el fin de semana tras el anuncio de la construcción de una planta en Estados Unidos para fabricar el Corolla.

A las autoridades mexicanas y guanajuatenses les tomó por sorpresa el anuncio que hizo el viernes por la mañana Toyota y Mazda sobre la construcción de una nueva planta con una inversión de mil 600 millones de dólares en Estados Unidos para fabricar, entre otros autos, el Corolla, y que originalmente se fabricaría en Guanajuato.

La estrategia de los japoneses permitió bajar la presión que había ejercido el Presidente Donald Trump en los últimos meses para que Toyota abandonara su proyecto en México y llevarlo a Estados Unidos, situación que afortunadamente no se concretó.

Y es que la jugada de las compañías japonesas fue anunciar la construcción de la planta en Estados Unidos y mantener su proyecto en Guanajuato pero para fabricar de manera inicial la camioneta Tacoma y luego ampliar otros proyectos para la manufactura de las pick-up de la compañía para el mercado norteamericano.

La preocupación de las autoridades mexicanas y en Guanajuato mostrada el viernes pasado en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable, cuando anunciaron la reingeniería del plan de producción automotriz de Toyota en México, (fueron notificados a las 8:00 horas sobre el cambio) se volvió sonrisas y tranquilidad este lunes en el Poliforum León, después de salir del encuentro.

Nobuzo Jun Umemura no sólo ratificó la inversión de los mil millones de dólares en la planta automotriz sino que hasta detalló los planes que tendrán y que serían anunciados por Toyota este mismo mes, incluso se contempla un poco más de inversión y empleo. Solo habría algunos ajustes en términos del arranque de operaciones y en cuanto a la línea de proveedores que se requieren para fabricar la Tacoma, no más.

Al ratificar esta inversión de manera personal ante el gobierno de Guanajuato, el directivo de Toyota refrendó su confianza en una relación duradera porque tienen disponibles más de 600 hectáreas para potenciar su desarrollo industrial en la entidad.

Además esto va a permitir al gobierno de Miguel Márquez cerrar con una inversión superior a los 11 mil millones de dólares en su administración para consolidar al estado como el principal clúster automotriz en Latinoamérica.

La cara de tranquilidad del Secretario de Desarrollo Económico Sustentable, Guillermo Romero Pacheco; del Subsecretario de Atracción de Inversiones, Franco Herrera Sánchez; del Director de Promoción Internacional del gobierno estatal, José Manuel Fernández Ruiz, fue evidente al concluir la reunión con los directivos de Toyota.

Y es que si se concretan los planes de Toyota en Guanajuato, la inversión global de la compañía en los siguientes años alcanzaría los 3 mil millones de dólares porque falta que lleguen sus plantas de autopartes.

PILATOS
El Director de Gestión Ambiental del municipio y los representantes del Ayuntamiento que participan dentro del Consejo Directivo del Parque Metropolitano de León prácticamente se lavaron las manos como Pilatos de la decisión que asumieron algunos de los integrantes ciudadanos para despedir al director del Parque Metropolitano, Javier Camarena Juárez.

Ayer, en la mañana, Javier Camarena Juárez entregó la renuncia al Consejo Directivo luego de que la semana pasada fue notificado que había cambios de planes para él, debido a que no logró ser del agrado de algunos de los ciudadanos que usufructúan el parque como su propiedad, olvidando que es una instalación pública.

Según los funcionarios municipales que integran el Consejo, el ex funcionario se fue porque había una falta de empatía y comunicación con los ciudadanos que participan en ese patronato. Fue la única explicación que dieron ayer lunes cuando fueron cuestionados los funcionarios públicos e integrantes del Ayuntamiento por los medios de comunicación sobre este despido.

Lo que no dijeron Ricardo de la Parra, José Luis Manrique ni Jorge Cabrera es que el parque Metropolitano se ha convertido desde hace varias administraciones en un objeto del deseo de distintos intereses económicos y particulares que buscan lucrar con un espacio público y para ello acomodan de director como mejor les conviene.

En el perfil que presenten las autoridades municipales y los integrantes del Consejo Directivo para el relevo deberá ser revisado con lupa porque del nombramiento dependerá el uso que se le quiera dar al parque en el futuro.

Tan solo hay que recordar que ese espacio se utiliza para el Festival Internacional del Globo entre otros eventos que generan ganancias millonarias a particulares y solo dejan migajas al municipio. Sin olvidar las disputas que existen por la construcción de una cafetería, la renta para la colocación de pantallas gigantes, el pleito por los terrenos que ahora son propiedad de un particular, entre otros conflictos que tienen quienes llegan al Metropolitano.

Camarena Juárez logró en menos de un año dar un uso sustentable a un espacio público que siempre fue visto, desde su concepción, como un atractivo económico para los fraccionamientos de la zona y para la voracidad de promotores de espectáculos entre otros usos distintos a los criterios que tiene un área natural protegida.

También fue uno de los artífices de la estrategia que podría revertir la resolución de la Comisión Nacional del Agua para impedir la construcción de una cafetería en su espacio, al carecer de argumentos técnicos y ambientales sólidos, tal como lo determinó el Tribunal Administrativo hace unos días.

Lo que sí pasará a la historia es la versión que ofrecieron los funcionarios públicos sobre la salida del funcionario, falta de empatía según los consejeros aunque no de resultados porque durante su gestión se incluyeron nuevas actividades deportivas para atraer a visitantes; se logró avanzar en la reforestación del área natural protegida y en la erradicación de plagas que tenían los árboles; se incrementaron los ingresos por conceptos distintos al pago de acceso; realización de cursos de verano y hasta apertura de espacios para actividades gratuitas a niños de polígonos de pobreza en la ciudad, por mencionar algunos.

Si los Consejeros que despidieron al Director Camarena Juárez tuvieran un interés genuino en el manejo ambiental y sustentable del parque empezarían por ponerse a trabajar en los planes que permitan mejorar la infraestructura con la participación de la sociedad y dejar de tomar decisiones operativas como si el parque fuera su propiedad además de que empezarían por pagar el boleto de acceso y los servicios que utilizan cada vez que van a correr solos o acompañados hasta por dejar sus equipos deportivos bajo resguardo del personal que se paga con recursos públicos.

El otro tema que está pendiente, es conocer a quién rinde cuentas el Consejo Directivo del parque Metropolitano de sus decisiones porque hasta ahora se han mantenido en un silencio cómplice sin aclarar cuál es su plan de trabajo para el periodo que estarán al frente de esa responsabilidad. Ya tienen varios meses en el cargo y lo único que les interesa es organizar eventos que generen ingresos al parque, no más.

Las autoridades municipales, en su calidad de corresponsables de la buena operación del parque, han de velar para que se analice profundamente los argumentos que giran alrededor del tema en cuestión para que no se desvirtúe la vocación del área natural protegida y se velen los intereses fundacionales del recinto y no de grupos que pudiesen pretender finalidades opuestas a la razón de ser del Parque en favor de la ciudadanía y del medio ambiente

ACUARIO
Este martes se abrirá el Acuario que estará ubicado en el Centro Comercial Altacia y en cuya construcción se invirtieron alrededor de 300 millones de pesos y que no estuvo listo en el plazo que originalmente se tenía contemplado cuando se anunció, en el primer semestre del 2017.

Este es un proyecto turístico importante para la ciudad porque va a diversificar la oferta para los visitantes que llegan a León además de que representa una opción más de entretenimiento y diversión para los leoneses.

La Secretaría de Turismo de Guanajuato logró atraer a los inversionistas a León después de que el proyecto iba originalmente destinado a Querétaro, acción que fue respaldada por empresarios locales para que se quedará aquí el Acuario.

Ya existen otros acuarios de este tipo en el país pero este tendrá algunas innovaciones que lo harían más atractivo tanto por la infraestructura que se desarrolló como por el número y tipo de especies marinas que estarán en exhibición a los visitantes.

Se estima que serán alrededor de 700 mil visitantes que vendrán cada año, en el arranque del proyecto, para ver 10 mil ejemplares de 300 especies a lo largo de 50 exhibidores que tienen un soporte para 22 millones de litros de agua que provienen del Golfo de México. Habrá tiburones, rayas, medusas, corales, peces de arrecife, caballitos de mar, tortugas, cocodrilos, entre otras especies en un espacio de tres mil metros cuadrados.