Los sesenta: una época llena de ‘paz y amor’

Los sesenta fue la época del surgimiento de los hippies y la contracultura, del asesinato del presidente John F. Kennedy, y la época de The Beatles y Los Rolling Stones. El país vivió las olimpiadas y los movimientos estudiantiles, y en León se inauguraba el famosísimo “Eje”.

Con motivo de los 61 años de EL HERALDO, repasaremos los hechos más relevantes de las últimas 6 décadas de la Historia. La semana pasada recordamos los cincuenta, ahora reviviremos los claroscuros sesenteros.

DE LA CHICA YÉ-YÉ A LAS CHICAS DE MANSON

Al ritmo de “Búscate una chica, una chica, una chica yeyé, que tenga mucho ritmo y que cante en inglés” de Concha Velasco: “Pleased to meet you, hope you guess my name…” de los Stones y “Hey Jude”, se movía la gente de los sesenta. La contracultura y la alta cultura crecían, evolucionaban.

Mientras que en León los alcaldes eran Ramón Ramírez Martínez (1961-1963), Ángel Vázquez Negrete (1964-1966) y Lorenzo Rodríguez Garza (1967-1969), el 22 de noviembre de 1963 asesinaban a Kennedy en la Plaza Dealey, en Dallas.

La paz y el amor promovidos por los hippies se extendía por todo el mundo, con canciones como “Los tiempos están cambiando” de Bob Dylan. La literatura en México llegaba a un momento único, pues José Agustín encabezaba el movimiento de “La Onda”, que se trataba de obras narrativas que le hablaban a los jóvenes, y describían la adolescencia mexicana tal como era.

Se construía el muro de Berlín, volaba por vez primera el Concorde. Se aprobaba la píldora anticonceptiva. Martin Luther King tenía un sueño. Juan XXIII convocaba EL Concilio Vaticano II. Neil Armstrong llegaba a la luna. García Márquez publicaba “Cien años de soledad”. “Batman” era una de las series más populares de la tv.

México vivía la terrible matanza de Tlatelolco y días después, las olimpiadas. De los movimientos estudiantiles se celebran medio siglo este 2018.

Los sesenta terminaron de golpe de la peor manera. En agosto 1969, Charles Manson mandó a sus chicas, a quienes bautizó como “La Familia”, a asesinar a la actriz Sharon Tate. Estos crímenes, conocidos como “Los asesinatos de Tate-La Bianca”, conmocionaron a la sociedad mundial, y fueron reportados en la sección de policía de EL HERALDO.

MIENTRAS TANTO, EN LEÓN…

En la Capital del Calzado, los grandes cambios sesenteros se notaban con claridad. A los cines llegaba uno de los grandes clásicos picarescos de la época:

“Modisto de señoras”, la obra cumbre de Mauricio Garcés, quien con su frase “Aaaaaarroz” arrancaba suspiros de envida en los caballeros.

El 11 de junio de 1964 se inauguraba el Bulevar López Mateos, siempre conocido como “El Eje”. Estuvieron presentes el Gobernador de aquel entonces, Juan José Torres Landa, y por supuesto, el presidente de los Estados Unidos Mexicanos que lleva su nombre. En su momento, hubo protestas y manifestaciones porque los leoneses de ese entonces se negaban a que se derribasen casas.

El 13 de octubre de 1968 se inauguraba el Hotel Señorial, con 160 cuartos, además de baños de vapor y servicios de primerísima clase. Ubicado desde entonces en avenida Juárez, su primer número telefónico fue 3-59-30. En Sears se vendían “lindas muñecas rebajadas para la temporada de Navidad”, que caminaban, se dormían y tenían bonitos vestidos. Todo eso por sólo 69 pesos. Por 750 pesos mensuales, era posible conseguir una casa en Loma Bonita, colonia que iba creciendo paulatinamente.

De la fiebre olímpica también se contagió León, convirtiéndose en una de las sedes. El Estadio León fue una de las sedes de los partidos de fútbol. Sin duda, era la mejor prueba de que la sociedad avanzaba hacia el futuro, como Tony y Douglas, personajes de “El túnel del tiempo”, popular serie de ese entonces.