El cuerpo de un menor de edad que fue arrastrado por la corriente del río, luego de caer al lecho mientras viajaba en su motocicleta, fue localizado en la comunidad La Reserva.

Ayer martes, aproximadamente a la 1:00 de la madrugada, el Sistema Único de Emergencias 911 recibió un reporte que refería la caída de una motocicleta al arroyo de la colonia Cumbres La Gloria II, la cual era conducida por un hombre.

De inmediato algunas unidades de emergencia se trasladaron al lugar, pero la oscuridad y la intensidad de la lluvia dificultaron los trabajos de búsqueda, por lo que luego de unos minutos y al no dar con el rastro del joven accidentado, se detuvo el operativo.

En el mismo reporte, familiares del menor mencionaron que el joven respondía al nombre de Ricardo, de tan sólo 16 años de edad, y que en el momento de los hechos circulaba en su moto por un puente, cuando vino un pequeño desprendimiento, motivo que lo hizo perder el control y caer al lecho.

Debido a la fuerte lluvia que se registraba en ese momento, la corriente del río lo arrastró alrededor de 4 kilómetros, mientras que su motocicleta quedó destrozada en el punto del percance, a varios metros de profundidad del camino que está rodeado por barrotes de metal.

OPERATIVO

De manera conjunta, Protección Civil Estatal, Protección Civil León y Elementos del Cuerpo de Bomberos reiniciaron esta labor a las 7 de la mañana, localizando varias horas después el cuerpo en la carretera León-San Francisco del Rincón, a la altura de la comunidad La Reserva, minutos antes de las 9 de la mañana.

Familiares se trasladaron al lugar durante los trabajos de búsqueda y una vez que su cuerpo fue rescatado, lo reconocieron como Ricardo, quien horas antes perdió el control de su motocicleta y cayó al cauce mientras se trasladaba a su casa.

El lugar fue asegurado y se dio aviso a autoridades para el procedimiento correspondiente. Los primeros en arribar fueron Elementos de Policía Rural, quienes acordonaron la zona, más tarde agentes y peritos del Ministerio Público constataron el hecho y por último, personal del Servicio Médico Forense llegó para la práctica de la necropsia.