El Acuario del Bajío es la moda en la ciudad y parte del país, prueba de ello fueron los visitantes foráneos que llegaron a conocerlo, y que desde antes de que abriera el sábado, la fila empezó a crecer.

El Acuario del Bajío tiene un horario de 10:00 de la mañana a 8:00 de la noche. Desde que Altacia abrió sus puertas el sábado, la gente empezó a llegar. Alrededor de las 10:30, la fila llegaba hasta “Librerías Gonvill” y seguía creciendo por todo el pasillo.

No solo había leoneses queriendo conocer el lugar: también gente de Monterrey, de Querétero, de Irapuato o de municipios aledaños a Guanajuato Capital. Incluso, la gente acudía acompañados de sus mascotas.

Luis Molina, por ejemplo, es regiomontano. Viajaba con su familia y su pequeño chihuahueño, de nombre Max, quien cargado en una bolsa aguardaba, acompañado de su amo, el momento de acceder. Originalmente, Luis viajó a Irapuato a arreglar unos asuntos, y al darse cuenta que el popular acuario quedaba en León, viajó rumbo a la Capital del Calzado.