Proponen prevenir riesgos mortales

Para prevenir riesgos de accidentes mortales en el transporte urbano, se necesita que las autoridades de Movilidad realicen una planeación de recorrido de rutas.

Y revisar las condiciones reales de las vialidades peligrosas en declive, baches, arroyos, sin pavimentar, angostas, obstrucciones, bloqueos, fallas de infraestructura, aseguran operadores del SIT.

El dirigente sindical de operadores Alfonso Ortiz, indicó que el problema no sólo es la jornada laboral de 12 a 14 horas o más, sino los errores de planeación de circulación de rutas porque en muchos casos se hace desde el escritorio, sin tomar en cuenta las condiciones reales del terreno de las vialidades.

Los choferes invitan al director de movilidad Luis Enrique Moreno Cortés a constatar si la jornada laboral extenuante o agotadora es o no de 12 horas o más y si él como operador capacitado las podría resistir en las mismas condiciones que los compañeros conductores de autobuses o camiones convencionales del Sistema Integrado de Transporte (SIT).

“Esta jornada laboral de más de 8 horas diarias sin duda repercute, afecta o influye en la calidad del servicio que se presta a la ciudadanía”, dijo Alfonso Ortiz, líder del sindicato Benito Juárez de operadores adherido a CTM.

“Así como el sobrecupo de pasajeros, la programación de los despachos o los horarios de salidas, los tiempos, las condiciones en las que se encuentran las calles, bulevares y por supuesto la capacitación, los salarios y muchas otros aspectos que forman parte del factor humano, que casi no se toma en cuenta”, expresó.

 

CALLES PELIGROSAS

El operador Juan Antonio Ayala Rangel dijo que “no es un invento que haya calles o bulevares de alto riesgo, por estar muy inclinadas, en curvas, con falta de señalamientos oportunos, adecuados, control de circulación, ahí están las pueden comprobar y al mismo tiempo tomar las medidas necesarias en el terreno mismo de los hechos reales”.

“La jornada laboral es demasiado, agotadora, es un hecho, no somos máquinas o robots, la Dirección de Movilidad planea desde el escritorio y ordena a las empresas los roles, impone horarios de despachos de rutas con tal de que se trate de cumplir con la prestación del servicio a los usuarios, a como sea”, expresó.

“De origen está mal la planeación desde el escritorio de parte de los especialistas de movilidad, no se basan en la práctica a como sucede en las condiciones en que se encuentran las vialidades”, aseguró.

Entre las calles de riesgo por estar en malas condiciones se encuentran las de rutas X13 de San Juan Bosco a salida a Portales, la 88 en las bajadas en Insurgentes hasta salida a Lagos, la 29 Satélite, y es bastante la gente que se transporta, en las pendientes, de bajada es de riesgo, indicó.

Dijo que las autoridades de movilidad nunca piensan en el sobrecupo, no lo toman en cuenta para planear que no suceda el amontonamiento de pasajeros en casi todas las unidades de transporte “Orugas”, autobuses padrón y camiones tradicionales o convencionales, en especial a las horas pico.

Propuso que hace falta que las autoridades realicen campañas de orientación para que los usuarios sepan subir y bajar con sus bolsas o pequeños hijos cargados, sin afectar las barras que marcan pasaje no pagado y que tiene que pagar los choferes.

 

REVISIÓN MECÁNICA

Para prevenir accidentes viales, es básica e indispensable la revisión mecánica constante, expuso Silvano Moreno conocido como “el gallo triste” quien es jefe de patio en una empresa de transporte urbano, quien se dedica a detectar fallas en las unidades.

“ Yo me encargo de revisar los frenos, mangueras, tambores, retenes, balatas, puertas que no funcionan bien, asientos quebrados, cualquier detalle que tengan los autobuses, en cuanto detecto una falla, que en muchas de las ocasiones reportan también los operadores, ya no dejo salir a ese autobús a su recorrido de ruta y lo llevo al taller mecánico para que les den mantenimiento”, indicó.

En todas las empresas de transporte urbano, precisó, debe existir supervisión de las condiciones mecánicas de los autobuses y tener diálogo directo en corto con los choferes para que reporten fallas y de inmediato tomar las medidas necesarias, no permitir de ninguna manera que salgan a trabajar ni con la mínima falla, porque se corre el peligro de sufrir un accidentes y de perder vidas y con las vidas no se juega.

Por su parte, el operador Luis Antonio García, expuso “yo veo a mal que los transportistas coordinados están cocinando operadores al vapor o express, cómo es posible que a los jóvenes de 22 años con un curso de un mes de capacitación, con quince días de teoría y quince de práctica, ya le dan un gafete de operador y le tramiten licencia, solo porque faltan choferes, no puede ser así”.

La capacitación no debe ser solo en el simulador de tecnología moderna, sino en la práctica, en los recorridos de rutas, en las condiciones tal y como se encuentran las calles, bulevares, cruce de arroyos, subidas y bajadas de pendientes, en curvas, bajo presión de tiempo, del patrón, de la congestión vial, de baches, de obstrucciones, manejar a la defensiva, porque es mucha responsabilidad el transporte seguro de usuarios, que no sucedan accidentes, enfatizó.

Luis Antonio García indicó que percibe 2 mil 700 pesos de salario a la semana, pero deberían ser 3 mil 500 pesos por la jornada de trabajo de 12 a 14 horas diarias, porque se tiene que gastar en almuerzo y comida y gasolina para el carro para poder irse a su casa al terminar de laborar.