“La afición de León se merece un mejor estadio que el que tienen los Rayados de Monterrey”, declaró Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien de ganar la gubernatura, podría heredar parte de la construcción del inmueble que costará varios miles de millones de pesos.

El gobernador del estado, Miguel Márquez Márquez podría colocar la primera piedra del nuevo Estadio León el próximo 11 de junio, esto dejó ver el magnate de Hidalgo Jesús Martínez Patiño, durante el anuncio que hizo en la inauguración del Pabellón Malena Patiño, complejo deportivo en favor del club femenil de las Tuzas.

La mañana de este jueves en las instalaciones de la Universidad de Futbol, el dueño de los Tuzos y los Panzas Verdes de León lanzó la convocatoria a los empresarios, a quienes invitó a invertir en México.

El gobernador del estado adquirió en 280 millones de pesos el terreno de 12.4 hectáreas en bulevar Francisco Villa, frente a las colonias conflictivas como León Uno y Los Ángeles. En dicha área aún existen 38 hectáreas más que están en negociación por parte del gobierno del estado y que colindan con Libramiento José María Morelos.

El actual Estadio León ocupa una extensión de 5 hectáreas, mientras que el nuevo inmueble  ocupará las 12.4 hectáreas compradas, mientras que el estadio de los norteños posee 18 hectáreas, ubicado en Guadalupe municipio conurbado a Monterrey.

Al parecer, el gobierno del estado analiza el mismo modelo de negocios que uso el club Monterrey con Grupo Femsa, quienes vendieron el nombre del estadio al banco español BBVA Bancomer, la obra fue diseñada por el arquitecto Federico Velasco (empresa Populous) y la construcción corrió a cargo de la empresa Garza Ponce.

Márquez Márquez manifestó a inicios de año que se buscarían apoyos de empresarios locales y nacionales para su construcción, mientras que el gerente Jesús Martínez Murguía también manifestó en febrero que una obra de dicha magnitud requiere una inversión de soporte del 60% por parte de patrocinios y el otro 40% se pagaría con ingresos futuros como taquilla (abonos), publicidad en playera (y otras áreas) y la venta de jugadores.

El nuevo estadio de Monterrey costó 200 millones de dólares, se inició en Agosto del 2011 y se concluyó en julio del 2015, dando paso a la afición el 2 de agosto del mismo año en un partido contra el Benfica de Portugal.

El estadio de Monterrey tiene una capacidad para 53,500 espectadores, de los cuales más del 50% son abonos anuales, también se realizó la venta de 324 suites en varios cientos de miles de pesos (palcos), 2 restaurantes internos (lounge) rentados por Coca Cola con capacidad para varios cientos de personas durante los juegos de local, además de locales en la zona comercial exterior.

El inmueble también alberga conciertos musicales y eventos masivos con una capacidad para 70 mil personas.