Los encharcamientos en la zona norte de la ciudad serán prevenidos con la introducción de un nuevo sistema de drenaje pluvial en el bulevar Emiliano Zapata que desembocarán en el arroyo del Muerto y el río Silao.
Una de estas acciones es la introducción del sistema de desagüe en el bulevar Emiliano Zapata y el fraccionamiento El Faro, lo que disminuirá la cantidad de agua que se traslada hacia la zona centro y en consecuencia, a la zona sur de la ciudad provocando inundaciones.
“No tiene la capacidad el drenaje sanitario (viejo) de conducir esas aguas”, dijo. Éste se realizó hace muchos años con la intención de que cubriera ambas necesidades y “como ha ido creciendo la cabecera municipal”, lógicamente ya lo debemos dejar así, como drenaje sanitario”, no combinado.
PROYECTOS
Detalló que tanto la Comisión Estatal del Agua (Ceag) como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), actualmente impiden realizar proyectos que permitan la conducción de estos líquidos de manera combinada; “tiene que ser independiente viendo esa situación… que se satura y se sale el agua (residual).
En la zona sur del Parque Industrial y de Negocios Las Colinas se encuentra una laguna pequeña realizada por éste con la finalidad de captar el escurrimiento de dos vertientes que al llenarse, llegaba por gravedad hasta Santa Clara de Marines e invadía fraccionamientos como Norias de Sopeña I y II, y Valle de San José. Perjudicaba además al fraccionamiento El Faro.
La problemática disminuirá al ser conducida hacia el colector pluvial que en parte se dirigirá al arroyo del Muerto, y el resto por pendiente al río Silao. La laguna será empleada para retención periódica a través de una válvula que a su vez, enviará el agua por otra tubería hacia el colector del Emiliano.
INVERSIÓN
La inversión para llevar agua potable a las casas, recopilar los residuos sanitarios y drenar el agua de lluvia, es de poco más de 1.5 millones de pesos, comentó Marín Gutiérrez.