El joven defensor uruguayo, José María Giménez, no pudo contener su tristeza y antes de terminar el encuentro que ganaban los franceses por 2-0 goles, rompió en llanto.

Y es que, al jugador de apenas 23 años del Atlético de Madrid, le ganó la nostalgia al ver cómo su equipo no tenía llegada ante el marco de Hugo Llorís, ante lo cual sabía que su equipo estaba prácticamente fuera.

En la recta final del encuentro, Giménez fue captado por las cámaras llorando, sin embargo, cuando faltaban 3 minutos para el final y se cobró una falta a favor de los galos fue más notorio su llanto en la barrera.

Al silbatazo final del argentino, Néstor Pitana, otros jugadores de ‘La Garra Charrúa’ también rompieron en llanto, pues al final, habían tenido un buen torneo y aunque no propusieron lo suficiente como para inquietar a Llorís, dos desatenciones los dejan fuera.