Un gusto saludarlos y desearles una excelente semana. Hoy quiero hablarles sobre un tema que ha sido una preocupación latente en todos los sectores productivos del país y que ha unido a los organismos empresariales para buscar soluciones, el tema del incremento excesivo de las tarifas eléctricas.

En la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), nos preocupa y ocupa, porque sin duda el aumento excesivo en las tarifas de energía eléctrica, trae consigo un aumento relevante en los costos de producción, no sólo del sector calzado sino de la industria en general a nivel nacional, porque evidentemente nuestras empresas no habían considerado este gran impacto durante el segundo semestre del año.

Como recordaran, hace unas semanas les compartí que CICEG, en conjunto con la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE), la Cámara Nacional de la Industria Textil (CANAINTEX) y con la Cámara Nacional de la Industria del Calzado (CANAICAL), publicamos un desplegado mostrando nuestra inconformidad y exigencia ante el impacto negativo en los incrementos en las tarifas eléctricas, que en muchas empresas han sido de más del 70% en promedio, de enero a la fecha de este 2018. Esto vuelve incosteable mantener en operación, considerando que la energía eléctrica es un insumo que impacta hasta el 40% de los costos de operación en lagunas fábricas.

La comisión Reguladora de Energía (CRE) creó una nueva fórmula que permitiera calcular mejor el costo de la electricidad de acuerdo a las condiciones de generación y distribución por zonas. El resultado es una tarifa final con un componente fijo, que incluye gastos de mantenimiento y ampliación de red de transmisión entre otros, y un elemento variable que depende del costo de generación, en éste es donde se han visto los altibajos a lo largo del año.

La tarifa variable, es la que ha sufrido altibajos a lo largo del año debido a que la CRE ha subestimado los costos de generación y al periodo siguiente ha tenido que hacer ajustes paulatinos al alza para compensar dicho déficit, lo que se han traducido en mayores tarifas para la industria. A través de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), hemos exhortado a que las autoridades, la CRE, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hagan una revisión a esta metodología, la ajusten y reestructuren para que esto pueda ayudar a diluir el impacto en las empresas.

Sin embargo, en CICEG, además de este esfuerzo con las autoridades, nos dimos a la tarea de buscar alternativas que nos apoyen a reducir este golpe que resta competitividad y deteriora la productividad de las empresas.

Por todo lo anteriormente expuesto, reunimos a un grupo de expertos en el tema y así surgió, la semana pasada, el Foro de Alternativas para la Optimización Energética, que llevamos a cabo en el auditorio Roberto Plascencia en las instalaciones de CICEG, donde invitamos a socios y afiliados, así como a empresarios de otras industrias a conocer de primera mano las diferentes opciones para optimizar la energía.

Para nosotros es de gran importancia dar a conocer a los empresarios del sector el tema de la reforma energética, la estructura de las tarifas y cálculo de cuotas, así como los programas que maneja el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) para obtener algún financiamiento con el objetivo de cambiar equipos ineficientes por equipos de tecnologías de alta eficiencia para disminuir los consumos y reducir los costos de energía.


Luis Gerardo González García