Un contingente de aproximadamente 150 personas realizaron una marcha la mañana de este miércoles, que partió desde el Arco de la Calzada hasta la Plaza Principal para exigir a las autoridades, justicia y la localización de los cuatro hombres secuestrados en un depósito de la colonia Santa Rosa de Lima el 8 de septiembre pasado.
Familiares de Cristóbal de 43 años de edad, Roberto Emilio de 21 años, Francisco Javier de 52 y Sergio Rey de 38 años, se manifestaron afuera de Palacio Municipal para exigir a las autoridades su búsqueda, su localización y su posible regreso.

Un mes después
A un mes de su desaparición sus familiares dicen estar desesperados por no tener noticias de ellos, por no saber si ya hay algún avance, algún indicio que les ayude a conocer su paradero y sobre todo su situación por ello se reunieron alrededor de las 9:00 de la mañana en el Arco de la Calzada, desde donde partieron casi media hora después, por la calle Madero hasta llegar al Jardín Principal.
Con pancartas, consignas y peticiones de viva voz se plantaron en el pórtico de Presidencia Municipal y unos minutos después un grupo representativo paso al recinto para ser atendido por autoridades quienes les informaron que alrededor del mediodía tendría una reunión con el Procurador en el edificio de Prevención Social.
Sus voces, sus gritos combinados entre tristeza y enojo, por momentos se veían apagados ya que a la par dos grupos más se plantaron en el lugar, uno de ellos los integrantes de CLAMA y el tercer grupo los miembros del Ladrillo por ladrillo.

Clamor ciudadano
“¡Santillana hagan su trabajo y escúchenos, denos respuestas, ya no queremos violencia queremos seguridad! ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!” gritaban a toda voz los dolientes por esta desaparición por esta privación ilegal de cuatro hombres de los que a un mes no se sabe nada.
Cartulinas, mantas, fotos eran parte de esta manifestación pero sobre todo ciudadanos que dijeron sentirse desesperados por no saber nada de estos cuatro hombres de los cuales al menos uno, estaba en el lugar y el momento equivocado haciendo trabajos de electricidad.
Alrededor de una hora después salió de palacio el grupo que entablo el diálogo con las autoridades y de ahí partieron al edificio de Prevención Social para su entrevista pactada.