Jóvenes y niños de Jalpa de Cánovas convivieron y se divirtieron en el festejo que les organizó el Centro Poder Joven de Jalpa de Cánovas conmemorando el Día del Estudiante.
Desde las 4 de la tarde los chavos comenzaron a reunirse en el jardín principal y poco a poco se comenzó a llenar el lugar.
Empezaron los divertidos concursos y juegos como “las sillas”, en donde maestros de la zona, padres de familia y los jóvenes y niños participaron para ganarse los cuadernos, termos y carpetas que el personal de Centro Poder les entregaba como premio.
Alrededor de las 6 de la tarde, el Lic. Roberto García Urbano, secretario del H. Ayuntamiento, en representación del presidente municipal, Juventino López Ayala; acompañado del regidor Gerardo Reyes, así como el coordinador de Juventud Edgardo Felipe y el jefe de programas de Poder Joven Benjamín Smith, subieron al escenario para arrancar las actividades.
MÁS OPORTUNIDADES
Leticia Alcalá, coordinadora del Centro Poder Joven en Jalpa, agradeció el apoyo que ha recibido de las autoridades municipales y estatales para que más jóvenes y niños que están más alejados de la cabecera municipal, cuenten con la oportunidad de poder desarrollar actividades lúdicas, deportivas y artísticas a través de este espacio, que, en coordinación con otras direcciones acerca los servicios a los chavos.
Por su parte, Benjamín Smith, reconoció el trabajo que se está haciendo, en donde los órdenes de gobierno se unen para ofrecer mejores servicios y oportunidades a la juventud purisimense.
En su mensaje, García Urbano, resaltó la importancia de que la juventud de Purísima se desarrolle en un ambiente sano, en donde puedan activarse, aprender sobre instrumentos y hasta cantar a través de las acciones del Centro Poder Joven.
Los invitó a seguir preparándose a través del estudio, además de cuidar sus valores para formar una mejor sociedad purisimense, felicitándoles en su día y agradeciéndoles por acudir a la Tardeada-Baile.
CONCURSOS Y BAILE
Luego de que los funcionarios arrancaran las actividades, se dio paso al gran concurso de canto en donde pequeñines desde 4 años se disputaron el primer lugar; mientras que en el concurso de baile, los participantes se divirtieron y rieron a carcajadas con las ocurrencias de los arlequines.
Al final de los concursos la música de todos los géneros llenó el lugar y poco a poco las señoritas, los jóvenes y los niños comenzaron a divertirse con el baile que se prolongó hasta casi las 10 de la noche.