Confían en Gobernador

La gente formada desde la madrugada en una larga fila de automóviles y motocicletas en la gasolinera del bulevar Valtierra, mantiene esperanza de que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo sí consiga importar los 100 ferrotanques de combustible a partir de hoy en Texas.

José Ángel Vázquez dijo que se levantó temprano a las 5 de la mañana para alcanzar un buen lugar en la gasolinera, pero ya había una larga fila de carros, será muy difícil alcanzar gasolina y tendrá que seguir formado el tiempo que sea haciendo turno con su hijo José Ángel.

“Tengo confianza en el Gobernador de que este lunes consiga los 100 ferrotanques de gasolina y que lleguen pronto desde Texas a Guanajuato a mitad de semana para que se comience a tener más abasto de gasolina, porque si no se tienen mucho desgaste, pérdidas económicas, dejar de trabajar y de atender a clientes en el taller de carpintería”, expresó.

La maestra María Luisa Rivera, de un kínder cercano a esta zona, dijo que “un compañero me mandó un mensaje whatsapp de que andaba el Gobernador en una gasolinera diciendo que aguantamos, que no perdiéramos la calma que ya estaría el lunes temprano en Texas para conseguir los ferrotanques de gasolina y que van a llegar esta misma semana, ojalá que así sea, tengo confianza”.

 

TIENEN ESPERANZA

Ahí con ella estaba su vecina Alejandra Torres, que también madrugó para hacer fila, pero estaban casi al final de la fila de más de cien carros según calcularon, y en la gasolinera de enfrente había muchos más, casi hasta la vuelta del bulevar Francisco Villa.

“Si hoy no cargo gasolina, otra vez voy a llegar mañana tarde al trabajo, porque el oruga se atrasa, o pasa llena de gente, no bajan ni pueden subir por el sobrecupo y hay que esperar uno y otro y otro autobús en el paradero de Valtierra y después trasbordar en el Polifórum, es una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo en vano”, señaló.

“Para qué queremos al Gobernador en recorrido por gasolineras si no es ninguna solución ni da ánimo, mejor que aproveche el tiempo en irse a Texas, en presionar a López Obrador y a Pemex para que resuelvan este grave problema de desabasto de gasolina”, dijo.

Los motociclistas también llegaban con sus garrafones en busca de gasolina, unos se quedaban a hacer fila, otros se iban en busca del combustible a otras gasolineras.

Víctor Manuel Negrete dijo que ya nomás tenía dos garrafones en su casa para las dos motocicletas en las que trabajan él y su hijo, necesitaban cargar más para tener para el martes y miércoles o no iban a poder trabajar en cobrar y llevar mercancías.