Belafonte Sensacional es una experiencia sonora urbana, escucharlo es como realizar un paseo por las calles de la Ciudad de México, lugar de donde es esta banda que se presenta este viernes en el Maybach Concert Hall como parte del Circuito Indio.

En entrevista telefónica para el Heraldo, Israel Belafonte, iniciador del proyecto musical platicó de los sonidos que distinguen al colectivo y de cuál es su percepción del movimiento emergente de bandas, del cual forman parte.

Belafonte Sensacional es un proyecto musical que tiene alrededor de 8 años, mismo que empezó como un proyecto solista y tiempo después de transformó en un colectivo “pandilla de artistas” dice Israel Belafonte, quien escribe las canciones de la banda.

El sonido de Belafonte Sensacional es una mezcla de ritmos interesantes que van desde punk hasta el rock urbano, una fórmula que no pasa fácilmente desapercibida, cumple con el propósito de recordar la idiosincrasia de la cultura urbana de México.

“Principalmente nos inspira la Ciudad de México, las canciones y la violencia que se vive en estos momentos en el país” explica Israel Belafonte, quien explica que hasta el momento tienen un disco de larga duración, Gazapo, material editado por Discos Cuchillo, y que están por lanzar un EP.

Actualmente Belafonte Sensacional se encuentra haciendo presentaciones en distintas partes del país, para la gira de conciertos Circuito Indio, han preparado un repertorio musical que han recopilado desde hace algún tiempo.

¿Cómo definirías el sonido de Belafonte Sensacional?

Yo lo definiría como sonido de la Ciudad de México, “sonido chilango”, así lo definiría, no creo que estemos enfrascados en un solo género o en un solo estilo musical, sino que abordamos distintas formas de hacer música para expresarnos

Y a propósito de la generación de bandas emergentes cuyas propuestas van más allá de poner de moda tal o cual ritmo, el músico explicó cómo se vive de cerca el fenómeno.

Hay un montón de propuestas musicales que no tienen que ver con un sonido, sino con una actitud, no tienen que ver mucho en cuestión de sonido sino en forma de hacer que tiene que ver con el “do it yourself”, que tiene que ver con crear comunidades en lugar de crear competencias entre bandas, porque eso es algo como de generaciones anteriores, de “a ver quién llega más lejos” y “quien tiene más éxito”, aquí yo creo que se ha tratado de crear comunidades de músicos y artistas para apoyarnos los unos a los a los otros. Explica Israel, quien reconoce como principal aspecto de la escena emergente la capacidad para generar sus propios discos, mercancía y demás productos que pudieran resultar del movimiento de banda  independientes.

Yo creo que es una actitud punk, no en el sentido del género musical del punk, sino de la ideología punk…no es momento de crear grupos, sino de crear pandillas, crear comunidades y apoyémonos, salgamos de lo subterráneo, más allá de conectarnos a través de la música. puntualiza Israel Belafonte.