Hoy podría ser determinante, para alzarse con el título, el ganar este duelo; tanto para las Águilas como para los Dragones pues llegan a esta instancia, a la jornada 30 de 34, separados apenas por un punto (74 y 73), situación que se puede revertir en un cualquier momento durante el partido.

Porto estuvo a la cabeza gran parte del torneo, pero luego de la combinación de resultados en la jornada 28, en la que cayó en su visita al Belenenses, y perdió la cima ante el odiado rival.

Por su parte, Benfica aprovechó justamente ese tropezón del Porto para rebasarlo en la competencia.

Los mexicanos

Para las Águilas, Raúl Jiménez se ha ido volviendo un elemento fundamental tomándolo como un revulsivo, como ese hombre que puede ingresar al juego a cambiar el rumbo, a aportar un plus un extra, y ya llega dos jornadas de grandes actuaciones, tanto por la 28 en la que nos brindó aquella estética jugada del servicio de ‘rabona’, como en la pasa, la 29, donde anotó un doblete y aseguró la cima para su equipo una jornada más.

Del otro lado, en los Dragones, sólo Héctor ‘Furcio’ Herrera es realmente el mexicano consolidado hasta el momento, siendo capitán en muchos partidos, incluso anotando y convirtiéndose en pieza insustituible en el esquema medular de su equipo.

De los otros dos, Diego Reyes es quien más se ha ido afianzando, aunque sin lograr el protagonismo de Herrera.

El otro connacional, Jesús Manuel Corona, pareciera no estar pasando por un buen momento, no andar fino, pero el entrenador bien sabe que ‘Tecate’ también es un hombre que podría tener alguna genialidad, un chispazo, que ayude a las aspiraciones del equipo.

Así está el derby en Portugal: Benfica y Porto por el título, con jugadores mexicanos que podrían ser determinantes, definir el partido para uno y otro bando.