El candidato independiente de León, Rubén Fonseca, “El Bravo”, acudió a la Sala Regional de Monterrey del Tribunal Electoral para reclamar su registro en León. El juicio es igual que el de “El Bronco”, los argumentos jurídicos son los mismos, los problemas de las firmas son los mismos. Entonces “El Bravo” quiere estar en la boleta en la Alcaldía de León, así como “El Bronco” está en la boleta de la Presidencia de la República.

Ya veremos si esto ocurre. “El Bravo” pide lo mismo que “El Bronco”. Y si los magistrados de Monterrey aplican los mismos criterios, “El Bravo” podría ser candidato independiente en León. El juicio está por resolverse en cuestión de horas o días, en Monterrey.

Rubén Fonseca no cumplió con las firmas. Según la ley debía juntar en León 32 mil 362 firmas para conseguir el registro en la ciudad (el 3 por ciento del padrón electoral). Pero el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), sólo validó 10 mil 885 firmas entregada por Rubén Fonseca. En realidad, “El Bravo” entregó las 32 mil firmas, pero la mayoría de ellas tenían inconsistencias o no correspondían a las secciones requeridas.

La ley electoral establece que las firmas deben ser de todas las secciones electorales del sitio de donde pretende ser candidato. Es decir que “El Bravo” debía juntar el 1.5 por ciento de sus firmas de las 723 secciones electorales que hay León. Y el resultado por colonias o regiones, fue muy complicado. De hecho, “El Bravo” sólo pudo completar las firmas en 97 de las 723 secciones del Municipio (con el 1.5 por ciento del apoyo ciudadano requerido).

Es decir que estuvo muy lejos de lograr el objetivo.

Aún así, él sigue peleando en el Tribunal Regional de Monterrey que le den el registro, bajo los mismos argumentos que “El Bronco”. Hay que recordar que el candidato, Rubén Fonseca, “El Bravo”, se unió a Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, para pedir juntos las firmas en León y pagar 20 pesos por cada una, pero ni así lo consiguieron. Ni “El Bronco”, ni “El Bravo” pudieron hacerlo en León.

La primera experiencia de candidatos independientes en León, no logró llegar a las boletas. Los candidatos Andrés Treviño y Edgar Chico, que hicieron un buen trabajo para conseguir las firmas para una diputación, no consiguieron las firmas, aún cuando trabajaron incansablemente por el objetivo. En realidad el tiempo era insuficiente para juntar las firmas y los leoneses no conectaron con la idea de los independientes.

Al menos por esta vez no.