Parece que La Oncena de Chamartín se reencontró con la versión que el madridismo y Florentino querían ver: ésa que aplastara a los rivales a los que se les debía pasar por encima, o quizá sólo fue que afinaron la puntería y finalmente se consiguieron goles en grandes cantidades.

Real Madrid le pegó de visita al modesto Viktoria Plzen de República Checa, a quien apenas habían podido derrotar apuradamente en el Bernabéu en su última cita en Champions, unos días antes de que echaran a Julen Lopetegui.

Sus delanteros, ésos que habían quedado a deber, se volvieron a mostrar luego de los cambios al esquema realizados por Santiago Solari, quien ya parece ir convenciendo a la directiva merengue de que merece la oportunidad de quedarse al mando más tiempo.

Los goles

El primero tiempo dejó un marcador parcial de 0-4 en favor de la causa blanca, cuando Karim Benzema se despachó con un doble que le permitió, además, alcanzar la cifra de 60 goles en Champions League, siendo el octavo jugador en llegar a esa cifra en la historia. El primero de ambos fue una joya en la que dribló dentro del área para definir entre las piernas del portero, y el segundo fue en un remate de cabeza en el área chica a recentro de Gareth Bale.

Entre los goles de ‘El Gato’, Casemiro mojó en un cabezazo que se fue al fondo de las redes, y posteriormente ‘El Meteoro’ Bale colocó el cuarto.

Ya para el complemento, el Madrid se dedicó a manejar el partido, pero la osadía con la que el Viktoria Plzen respondió, permitió que el alemán Toni Kroos cerrara la cuenta con un golazo en remate a contra pie que se clareó al portero del conjunto checo.

Luego de este resultado, entre liga, copa y Champions, el cuadro merengue hilvanó su tercera victoria, con lo que pareciera comenzar a desprenderse de los fantasmas de la era Lopetegui, de la mano de Santiago Solari.