Habitantes de la colonia Piletas Cuarta Sección, denunciaron ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos abuso de autoridad por parte de la Policía Municipal, que realizó una redada la semana pasada y encarceló a inocentes entre los 30 jóvenes que detuvo.

Cinco jóvenes y sus familiares acudieron a interponer la denuncia, respaldados por Enrique Alba Martínez, Secretario de los Derechos Humanos y Sociales por Morena en el estado de Guanajuato.

“La presidenta de colonos les dijo que no pusieran la denuncia, es preocupante porque la gente expresa lo que pasa en la zona, para ellos es difícil venir a la Procuraduría de los Derechos Humanos, ni los taxistas saben dónde se encuentran las oficinas, eran más de 20 personas las que se quejaron y ni siquiera la mitad acudió a poner la denuncia por temor”, dijo Alba Martínez.

Añadió que la preocupación de Morena es la criminalización hacia los jóvenes y hacia las muchachas, pues una menor de edad fue encarcelada por defender a su esposo.

“Es una obligación de la Procuraduría su intervención, hubo una violación de sus derechos, por eso propongo que en los rondines de la policía debe de haber personal de la Procuraduría de Derechos Humanos para que certifiquen cómo se están dando estos operativos, ellos tienen fe pública”.

Explicó que el hecho de vivir en una colonia de pobreza extrema y con altos índices de delitos no significa que deban de criminalizar a toda la población que allí habita.

“Los policías y sus operativos dicen que por vivir en esa colonia tendrán cierto trato ante la autoridad, es preocupante, Morena informará a la gente sus derechos, es más preocupante que muchos de los policías viven en las colonias populares y cuando se ponen el uniforme se cambian y transforman, la gente debe de hacer valer sus derechos”, comentó Alba Martínez.

También te puede interesar:  Un papá todo terreno

El grupo de madres de familia y algunos de sus hijos que acudieron al lugar manifestaron que el pasado martes 4 de junio a las 6 de la tarde, varias patrullas de la Policía Municipal realizaron un operativo en Piletas Cuarta Sección, en donde levantaron a más de 30 jóvenes por haber participado en una supuesta riña campal.

Sin embargo, los vecinos manifiestan que ese día no hubo riñas campales y que todo fue un invento de los uniformados para llevarse detenidos tanto a los chavos banda que ya identifican, como a jóvenes que estaban en la puerta de su casa o en los talleres mecánicos.

Los detenidos fueron llevados a los separos con insultos y entre ellos subieron a una joven de 17 años que trató de defender a su esposo. Ella tuvo una fianza de 200 pesos para salir libre, pues tiene una bebé que cuidar, mientras que los varones estuvieron 36 en arresto sin derecho a fianza.