Las Red Devils lucieron encendidas en su primer partido de la Temporada 2018 de la Women’s Football League (WFL).

El equipo mexiquense de bikini football debutó en la campaña con una aplastante victoria 29-6 sobre las Vaqueras de Monterrey, ayer en las instalaciones del Club Toluca.

Las Diablitas hicieron valer la localía con base en el ataque aéreo, pero sobre todo con una defensiva que, además de contener a la ofensiva regia, produjo puntos mediante dos safetys y una intercepción que terminó en las diagonales.

Tan solo en el primer cuarto las escarlatas tomaron ventaja de 15-0. La quarterback Nadia Pérez conectó dos envíos de touchdown con Vanessa Chaparro y Karla Treviño, respectivamente, mientras que Silvia Fernández provocó un safety en la primera ofensiva de las Vaqueras.

Después, al arranque del segundo periodo, la linebacker Sandra Roldán interceptó un pase y llevó el ovoide hasta la zona de anotación.

La escuadra visitante, que había batallado para mover las cadenas, mostró signos de vida con un touchdown de Paola Quintanilla, aunque su intento de reacción terminó ahí, pues la defensiva de las Devils se volvió a hacer presente con otro safety, esta vez de Mónica Bernal, para irse 23-6 al medio tiempo.

En el tercer cuarto las Diablitas bajaron el ritmo, aun así añadieron otros 6 puntos con una jugada personal de Nadia Pérez, quien lo mismo hizo daño por tierra que por aire.

Ahora las Diablitas deberán hacer dos visitas de forma consecutiva, la primera de ellas a Lions de la Ciudad de México el próximo 28 de abril.