Se iniciaron los trabajos de mantenimiento menor en 150 escuelas de nivel básico pertenecientes a la Región Suroeste de la Secretaría de Educación de Guanajuato, con la seguridad de que la inversión que se hace en Educación es una oportunidad de generar bienestar y progreso de una comunidad.

En estas acciones, se contemplan como prioridad las obras de inclusión educativa, que vendrán a beneficiar a niñas y niños con alguna discapacidad, “el poder invertir para transformar y adecuar espacios para ellos nos permite garantizarles el derecho a la educación con infraestructura necesaria y adecuada, por ello el tema al que nos referimos es prioridad en el gobierno que encabeza el Lic. Miguel Márquez Márquez”, dijo el delegado de la Región Suroeste, Lic. Gabriel Espinoza Muñoz.

Las acciones de mantenimiento menor se conforman de la construcción, rehabilitación, adaptación, mantenimiento y seguridad de aulas, pasillos, escaleras, patios de recreo, canchas deportivas, sanitarios, bibliotecas y bardas perimetrales.

La Delegación Suroeste, de manera permanente realiza diagnósticos  para identificar qué escuelas  son las que requieren  con mayor prioridad la inversión educativa  y “somos una Región que ha  recibido una cantidad de recursos histórica en bien de la infraestructura educativa, que ascienden a más de 2 mil millones de pesos”.

Estas acciones “son necesidades básicas que tienen algunas escuelas y que nos permite atender de manera muy rápida situaciones para mejorar el servicio educativo, como pudieran ser aplicación de pintura, seguridad, reparación de cristales, herrería e impermeabilización, entre otras. Diagnóstico que se  hace en coordinación con Jefes de Sector y Supervisores para atender aquellas que más lo necesitan”.

Los recursos que se aplican en este programa de mantenimiento menor son recursos ejercidos por la propia Delegación Regional, la cual se prevé en su presupuesto anual y validados por la Secretaría de Educación de Guanajuato.