Los hombres asesinados, decapitados y cuyas partes fueron arrojadas este domingo en San Nicolás de los González y Loma Bonita, eran de entre 20 y 25 años; uno de ellos murió por traumatismo torácico y este martes la Procuraduría General de Justicia dio a conocer señas particulares con la esperanza de que alguien los reconozca y los identifique.

Funcionarios ministeriales informaron sobre ese doble crimen, que los cadáveres siguen depositados en el Servicio Médico Forense en León, mientras el Ministerio Público espera a que sean plenamente identificados para poder dar dirección a las investigaciones.

A ambos les fue calculada una edad similar de entre 20 y 25 años y más que describir las facciones, dieron a conocer señas particulares consistentes, en este caso tatuajes.

Uno de ellos tiene tatuado a una tinta, en el antebrazo derecho, el nombre de Jesús García. También tenía tatuada la leyenda Change of feel, aunque no fue precisado en qué parte del cuerpo.

El otro cadáver tiene tatuadas a una tinta, en el muslo derecho, las letras NC, y cuando fue encontrado tenía puesta en playera negra con estampados en blanco, y un bóxer negro.

Se trata de los cuerpos decapitados que fueron encontrados la madrugada del domingo en San Nicolás de los González y las cabezas encontradas en Loma Bonita, y que corresponden a las mismas personas, según lo informó la Procuraduría General de Justicia el pasado lunes.

Sobre la identidad y paradero de los responsables de los homicidios, el Ministerio Público no ha dado a conocer avances.