Se entregó la segunda etapa de la obra de la calle Margaritas, ubicada en la colonia Montegrande en Purísima del Rincón.

Los últimos 12 años, la colonia ha recibido varios beneficios por parte del Gobierno, pues aproximadamente han sido más de 25 millones de pesos que se han invertido ahí en obras públicas principalmente.

Esta ocasión, la inversión fue de 1 millón, 397 mil 357 pesos, y la acción fue dentro del programas 2 x 1 para migrante, mismo en el que una parte del recurso la dona el Estado, otra el Municipio y otra más los beneficiados.

Éstos últimos por lo regular aportan la mismo cantidad de dinero que el Municipio y para la calle Margaritas fue de 209 mil 603 pesos, monto que ya está cubierto completamente por parte de los beneficiarios.

Las acciones que se realizaron con este recurso fueron mil metros cuadrados de pavimento, 328 metros lineales de guarnición, 432 metros cuadrados de banqueta. De tubería de agua 333 metros, 34 tomas domiciliarias, 17 descargas domiciliarias y 19 registros sanitarios.

Esta obra fue de las primeras que comenzó la actual administración de Purísima y el presidente municipal Marco Antonio Padilla Gómez, en su mensaje mencionó sentirse agradecido por la paciencia que tuvo la diversa ciudadanía.

Destacó la importancia que tiene un “Gobierno ciudadano” y también mencionó que, ahora que cuentan con el servicio de pavimentación, hay más compromisos que faltan, como por ejemplo el alumbrado.

Padilla Gómez también expresó que esta entrega beneficia a la calidad de vida y desarrollo para las personas que viven ahí y en general para todos, pues, al tener mejores condiciones de vida, la plusvalía de sus viviendas cambia y se eleva.

Reiteró que esas obras no se hacen con el dinero de los bolsillos de algún gobernante y proclamó que su Gobierno será comprometido con la ciudadanía, porque busca alcanzar la mayoría de atención ciudadana posible.

Genoveva Ibarra, una habitante de la calle, invitó a sus vecinos a trabajar ahora que ya tienen el pavimento, pues tendrán que procurar que la calle esté limpia siempre o el mayor tiempo posible.

Dolores Cano Rentería, delegada de la comunidad ofreció un agua fresca a los que acudieron y agradeció a las autoridades por hacer posible la obra, ya que ella fue parte importante de la organización.

Al término del evento protocolario, se acercaron personas de otras calles a solicitar servicios con el presidente.