Con la participación de 2 mil 600 elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno, arrancó en León el Operativo Guadalupe-Reyes con el objetivo resguardar y proteger la integridad de los ciudadanos y visitantes en la temporada vacacional de fin y principio de año.
BANDERAZO
El alcalde, Héctor López Santillana, dio el banderazo de arranque a las unidades de patrullas de policía, tránsito, protección civil, policía montada, caneros, bomberos, cruz roja del municipio y de las fuerzas de seguridad pública del estado (FSPE), de la policía federal, la gendarmería nacional, del helicóptero “Halcón” y se contará con el apoyo del ejército.
Con la estrategia, logística y sistemas de inteligencia de los tres órdenes de gobierno municipal, estatal federal, del grupo de coordinación de seguridad, se blinda prácticamente todo el municipio de León, áreas y centros comerciales, Centro Histórico, Zona Piel, zona urbana y rural, carreteras, caminos vecinales, fronteras con los municipios y estados de la región.
Héctor López Santillana, exhortó a los elementos de seguridad a que sean eficientes, se mantengan en alerta y presten un servicio de calidad, profesional, con ética, amables con los ciudadanos pero al mismo tiempo, enérgicos con los delincuentes y con quienes alteren el orden público o violen los reglamentos, con cero tolerancia.
En los operativos alcoholímetro, radar y control de la velocidad vial, se tendrá también cero tolerancia con todos los que no respeten el reglamento, no se darán privilegios a nadie, porque preferible es que se mantengan en la cárcel o detenidos a que les pasen accidentes que lamentar, enfatizó el alcalde Héctor López Santillana.
OPERATIVO
El operativo Guadalupe-Reyes, arrancó desde el 6 de diciembre y terminará el 6 de enero; el alcalde y el secretario de seguridad, Luis Enrique Ramírez Saldaña, dieron el banderazo de salida de las unidades en la colonia Jardines de Santa Julia, ayer a mediodía.
López Santillana pidió a los ciudadanos a que colaboren con las autoridades de seguridad y que reporten las irregularidades, a los delincuentes y también a los malos servidores públicos, policías y tránsito y demás elementos que no actúen con honestidad y que no cumplan con sus funciones de servir a la sociedad.