Si bien la postergación del partido entre Santos y León le da mayor oportunidad de ver a sus elementos y poner a su mejor once, el entrenador Gustavo Díaz no se fía del todo, ya que el rival al que enfrenta le exigirá.

La práctica del León ajusta detalles para poner su mejor versión, pese a la ausencia de su mediocampista peruano Pedro Aquino, expulsado el encuentro pasado.

En el entrenamiento de media semana se pudo observar un trabajo más intenso para los hombres habituales en Liga MX, con la incorporación de Miguel Herrera Equihua, Jorge Díaz Price, Omar Mireles.

Ayer Díaz esperaba la reincorporación de sus jugadores que participaron en la jornada internacional de Fecha FIFA, Aquino, el colombiano William Tesillo y el juvenil Héctor Mascorro.

Pero no pierde de vista el reglamento de menores, lo que apuntaría a la incorporación de arranque de uno o más.

Están Mireles y Díaz Price, quienes podrían sumar para que los Esmeraldas no sufran al final del torneo con la regla.

León llegará con sus principales jugadores disponibles, situación que no estaba en duda antes del movimiento de fecha para el choque contra los Laguneros.

“Deportivamente altera la planeación, fue dentro del desarrollo de la semana, pero queda todo de lado cuando hay otro tipo de inconveniente mucho más importante que lo deportivo, por parte de la institución es acertado lo que ha demostrado en la parte humana”, dijo.

Con más tiempo de trabajo, también carcomen las ansias, no obstante el respiro de actividad es mayor para la exigencia que tendrían ante la oncena del Norte.