Hace una semana sin querer ni deberla, la vida de los leoneses cambió con motivo del  programa  federal en contra del huachicoleo.

Guanajuato, no podía quedar fuera de esta nueva implementación que a lo largo de ocho días ha afectado a propios y extraños, obligando a varias personas a un cambio de rutina.

PRIMEROS AFECTADOS

El viacrucis se vivió al máximo entre el sábado y domingo, afectando principalmente a los automovilistas, quienes tuvieron que dejar a un lado: Reuniones, fiestas, ir al cine o simplemente descansar, por invertir poco más de dos horas estacionados para poder cargar gasolina.

Aun con todo, se  creía que la escasez sería pasajera cuestión de días; el contexto  no se veía tan aterrador, y entre otras cosas el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció que el domingo por la tarde quería restablecido el abastecimiento en todo el estado, cosa que hasta la fecha no se ha cumplido.

CAMBIO DE VIDA

La primera opción para los automovilistas fue restringir el uso del importante líquido; la segunda alternativa fue usar transporte público, y como tercera elección el uso de bicicletas que ¡sí!, incrementó en la última semana.

Como en todos los casos las redes sociales han servido como escaparate para expresar su enojo y frustración ante esta situación, aquí  un claro  ejemplo de cambio de hábitos.

“Se acuerdan cuando llegábamos de trabajar, aventábamos las zapatillas, nos preparábamos café y vivíamos tranquilos? Era bien bonito no vivir con la preocupación de la falta de gasolina.

Llegabas a tu casa y descansabas; no tenías que decidir entre dormir o ir a formarte a una gasolinera… éramos felices y no lo sabíamos. Sí, sí, ya sé: Está el transporte público y las bicicletas, pero no para todos aplica. Atentamente: Kary”.

Sin la destreza motriz necesaria para andar en bici. Vive en la salida a Silao, sus papás en la salida a San Pancho, su novio casi hasta el Zoológico, su oficina está en el Campestre y abandonará sus clases de natación en el Macrocentro Acuático de Juan Alonso de Torres.

“Malas noches. ¡Malas, dije!”, expresó en su perfil de Facebook, Karina Urbina.

VIVA VOZ

El Heraldo de León preguntó a través de sus redes sociales ¿Cómo han sido estos días de escasez de gasolina?

Que gracias a la estrategia puntual y tan acertada de este pendejo estoy perdiendo ingresos ya que no puedo desplazar mi mercancía

Carlos Rangel

Así igualito a esto que está pasando le pasó a Venezuela

Hilda Cervantes

Terrible, la gente está entrando en una paranoia colectiva y las compras de pánico se están haciendo presentes. Y con justa razón, no se ve ningún futuro prometedor

Paula Andrea Muñheer

Esta experiencia me dejó claro que no hay que hacer mucho caso a páginas amarillistas como esta que solo generan pánico entre la sociedad

Luis Martínez

Sólo pienso que tengamos un poco de conciencia, neta que ayer vi como le daban mordida a un despachador de gas para que llenara un barril de 300 litros y mas 20 galones de 20 litros, a causa de eso había una inmensa fila de carros

Marijo Luna

Sacamos el mexicano corrupto que llevamos dentro… y las autoridades no están preparadas para situaciones así, dejen que empiece la Feria de León y verán cómo habrá gasolina, ellos no pierden nunca

Addi Quintana

Que es momentánea la molestia para evitar más robos en un futuro

Dan Ontiveros

Que nos falta ser empáticos con el prójimo, solo opinamos a nuestra conveniencia

Cinthia Rodríguez

Creo que la calidad de aire en León mejoró y es que a diario veo vecinos que van en auto a la tienda de la esquina, van a hacer ejercicio al gym que está a dos cuadras y en auto; es decir, ya del coche no se bajan toda la semana. Ojalá nos sirva para hacer conciencia

Israel Varela