No solo ayer que fue el Viernes Santo, sino todos los días, los negocios en Guanajuato amanecen cerrados.

Durante un recorrido realizado por la ciudad, se observó y confirmó, como en antaño, que los propietarios de muchos de los establecimientos abren sus puertas a partir de las 11:00 horas.

Lo anterior, marca la hora del inicio de actividades de los comerciantes organizados e incluso hoteleros y restauranteros.

SERVICIOS

Empero, desde temprana hora, alrededor de las 06:00 horas, solamente funcionan los servicios del transporte público, farmacias y cantinas.

Además, destaca la instalación de vendedores en puestos semifijos en la venta de productos, sobre todo alimenticios, con las canastas de pan, botes de tamales, jugos y café.

Porque aún la ciudad y sus visitantes duermen, y la ciudad de Guanajuato no se caracteriza, precisamente, por ser madrugadora, salvo los vigilante y cambios de turnos en los horarios de los policías y mineros e incluidos como pájaros madrugadores para aprovechar la presencia de visitantes, sobre todo de los guías de turistas que pululan sobre todo en diversos puntos y sitios de atractivo turístico, como la Alhóndiga de Granaditas y el Mercado Hidalgo.