La música de Chéreje se hizo presente en la Calzada de las Artes el jueves por la noche, ritmos que remitieron a lo mejor de los sonidos de México.

Como parte del programa “Noches en los jardines del Forum, música del mundo”, el grupo oriundo de la Ciudad de México puso un ambiente peculiar entre le público al que visitaron por vez primera.

Puntuales a la cita, el público comenzó la experiencia sonora con la canción “Maladie”, una pieza que hizo sentir un amor cálido rodeado de una naturaleza única.

“Cocuyo” siguió en el repertorio, algo que destaca del peculiar sonido de la agrupación, es la voz de Mariel Henry, quien a su vez se encargó del zapateado, la jarana, el bajo y la percusión.

“Llevame soledad” dejó que la voz de Ulises Martínez pusiera a reflexionar a los escuchas, y es que el tema musical habla de la tranquilidad de una persona, sin la necesidad de tener lujos.

Dedicada a los niños y para poner a bailar a uno que otro, sonó “El negrito” que a través de cada nota y letra transmitía aquello que los pequeños del hogar hacen cuando no pueden conciliar el sueño.

“Nubes de sal” hizo sentir un ambiente disfrutable lleno de tranquilidad, el violín, las percusiones, guitarra y jarana conjugaron su sonidos para provocar aquella sensación de estar una tarde en casa con los rayos del sol entrando por alguna ventana, una de tantas imágenes mentales que provoca dicho tema.

El público también fue parte del sonido de las canciones de Chéreje, con las palmas se hizo un buen ambiente en conjunto.

Con la posibilidad de que lloviera en cualquier momento, llegó a buen momento “Vendaval” tema en el que solo el sonido de los instrumentos se hizo presente.

Poco más de una hora duró la presentación de Chéjere, quienes cuentan con 4 discos, el último es “Nubes de sal”, el cual fue lanzado el año pasado.