El Pachuca montó su propio carnaval en el Puerto jarocho luego de vencer 1-0 al Veracruz con un cabezazo de Erick Gutiérrez.

Los Tuzos no mostraron su mejor futbol durante los 90 minutos, pero sí el suficiente para cortar una racha de dos derrotas al hilo que le perseguía en el Clausura 2018.

Incluso el conjunto hidalguense se notaba con presión en la cancha del Estadio Luis “Pirata” Fuente, tanta que ni siquiera Diego Alonso, DT de los Tuzos, fue capaz de contenerla, un detalle que le costó irse expulsado al 32′, a causa de los constantes reclamos hacia el árbitro central, Oscar Macías.

Aun así los Tuzos, más por esa dosis de fortuna que todavía les acompaña, se fueron arriba en el marcador al 34′, cuando Keisuke Honda colgó un balón tras un tiro de esquina y que obligó a que el “Guti” apenas conectara el balón con la cabeza en una posición incómoda, pero eficiente, para poner el 1-0 en el marcador.

Poco más ofreció Pachuca para el complemento. Esa situación sirvió para que Veracruz tomara la batuta con Daniel Villalva y Adrián Luna, los más peligrosos del conjunto del Puerto.

Los intentos no le bastaron al equipo de Guillermo Vázquez, quien intentó mover sus piezas para lograr el ansiado gol del empate, pero nada fue suficiente para evitar que Pachuca escapara con los tres puntos a casa.

Con este resultado los Tuzos suman 7 puntos luego de seis fechas, en tanto que los Tiburones Rojos tienen 5 unidades y se mantienen en el último lugar de la tabla de cocientes.