Ha realizado el sueño de muchos amantes de los cómics, ha vivido de cerca las historias de Wolverine de los X-Men, hizo la portada especial para México de The Amazing Spider-Man, es un digno exponente del talento artístico mexicano, Raúl Valdés estuvo de visita en la ciudad para impartir un taller de cómic y leyendas en el MIL a propósito del Día Internacional de los Museos.

En entrevista para el Heraldo de León, Raúl Valdés (1981), quien estudió para ser publicista, pero que se dedica a la ilustración, platicó de cómo él vive su profesión, un poco del proceso creativo de cada publicación, la nueva generación de ilustradores mexicanos y lo que aún le falta por hacer en su profesión.

La carrera en el mundo de los cómics comenzó aproximadamente hace 10 años con el primer cómic que hizo formalmente y llevó el nombre de “Living with Shine”, estuvo trabajando en la historieta de Kaliman, cuando se trató de revivir aquellas historias; además realizó una colaboración para “Un mexicano en cada hijo te dio”. De sus colaboraciones más destacables y que son el sueño de los amantes de los cómics, fue el trabajar para Marvel; actualmente hace Evil Dead, sin dejar de mencionar que le fue entregada la beca de los jóvenes creadores del FONCA, apoyo con el que realiza “Los hilos del 85”, narrativa gráfica que trata sobre las costureras de 1985 cuando aconteció el temblor que devastó al Distrito Federal.

¿Cómo es trabajar para Marvel?

“Fue genial, la verdad, es un sueño que se cumple, pero también es una gran responsabilidad, no solamente compites con el mercado mexicano, sino que compites con el mercado mundial…”

¿Cuál es la sensación que experimentas cuando estás dibujando?

“Es una de las experiencias más enriquecedoras de la vida, a mi lo que me interesa, mi chamba se trata de generar puentes, generar vínculos, finalmente es una de las experiencias más gratas de poder transmitir las ideas, es algo muy padre cuando la gente logra entender lo que quieres transmitir”

¿Qué música escuchas cuando estás dibujando?

“Uy, pues de todo, te asustarías, mi playlist abarca desde Paquita la del Barrio hasta Bach; tiene que ver mucho con el lenguaje, a quien te diriges, el ánimo como estés, por ejemplo ahorita que ando haciendo lo de las costureras, que es algo bien depresivo, escucho música animada, porque más bien necesito estar alegre para agarrar energía y tratar de transmitir y no quedarme atorado, porque si escucho cosa melancólicas ya me di cuenta que me voy para abajo”

¿Qué te falta por hacer?

“Creo que viendo todas las posibilidades, me doy cuenta que hay más, hay cómic digital…me doy cuenta de que todavía me falta mucho por experimentar, muchas cosas por hacer, muchas cosas por ver, tratar de ver donde más cabe el comic, donde más podemos comunicarnos a partir de ahí, de estas viñetas, pues creo cada vez más una infinidad de posibilidades.

¿Cómo ves la nueva generación de gente que está haciendo cómics a nivel nacional?

“La veo increíble, es muy padre, es una escena que ya no se está deteniendo por nada, es una escena que ya no está teniendo las limitaciones que la generación pasada, que se quejaba tanto de los editores, que se quejaba tanto de los formatos, distribuidores…ya casi todos saben trabajar en archivos en alta, casi todos saben usar Photoshop, bases de impresión, ya actualmente quien no publica es porque no quiere, todos están encontrando la manera, la verdad quizá esté un poco intimidado porque ya no es como antes, realmente publicar no es barato, pero tampoco ya es tan imposible, eso hace que ya haya un mercado más activo, eso está genial”.

El ilustrador que alguna vez colaboró con Edgar Clement, en “Angeleros” (2012), dijo estar impresionado con el talento mexicano, que fácil puede hacer ruido a nivel internacional, como es el caso de Argeo, quien desarrolla “comic arquitectónico”, en el que utiliza los edificios para hacer comics y depende del lugar en el que estés parado, es desarrollada la narrativa.

Checa la obra de Raúl Valdés en su fanpage de facebook, la encuentras con el nombre de “Rulo Valdés”.