Mario Carrillo
Más de medio millar de personas asistieron anoche a la misa de cuerpo presente que se ofició en la casa de la familia Bermúdez Zacarías en memoria del juez Vicente Antonio, en Santa Rosa Plan de Ayala.
Procedente de la capital, aproximadamente a las 20 horas arribó la carroza al domicilio donde ya era esperado por cientos de familiares, amigos, vecinos, pero también funcionarios del poder judicial, abogados, fiscales y exfiscales, el cuerpo del licenciado Bermúdez Zacarías.
El sacerdote Juan Antonio Sánchez impartió la sagrada Eucaristía, consolando a la familia y destacando los valores de honestidad e integridad que tuvo el abogado Vicente Antonio, misa que terminó poco antes de las 10 de la noche.
Su padre, el licenciado Vicente Bermúdez Vargas, concedió una breve entrevista, con el corazón destrozado, pero con ejemplar firmeza y entereza ante la desgracia: "para mí, como para cualquier padre, es una noticia muy lamentable, muy dolorosa, que hoy compartimos con la sociedad leonesa en el ánimo de mantenerla informada de este hecho tan lamentable que sin duda también impacta a la sociedad", expresó de pie, muy cerca del féretro donde yacía su hijo y reiteró estarán muy pendientes de las indagatorias del caso.