El contralor municipal Leopoldo Jiménez Soto informó que presento dos denuncias penales contra dos funcionarios de ingresos de tesorería que alteraron 1002 cuentas de impuesto predial para que los dueños de viviendas y predios pagarán menos.

La demanda la presento ante la fiscalía especial anticorrupción del estado de Guanajuato.

A causa de estas alteraciones a las cuentas de predial, la tesorería dejo de percibir 8 millones 773 mil pesos, indico el contralor.

Un servidor del área de ingresos alteró 5 cuentas por un valor de 438 mil pesos, de fines del año 2017 al 2018.

Mientras que un auxiliar administrativo de la dirección de impuestos inmobiliarios alteró 997 cuentas de predial que representaron 8 millones 335 mil pesos que dejaron de ingresar a la tesorería.