La Procuraduría de Guanajuato identificó el cadáver de la agente del Ministerio Público Luz Adriana, el cual fue localizado calcinado el pasado 10 de abril en el municipio de Salamanca.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que, tras realizarle las pruebas de genética forense, se esclareció que los restos levantados por peritos ministeriales en la comunidad de Los Aguilares corresponden a la agente adscrita a la Subprocuraduría Región D.

Ella era originaria de León, aunque su base de trabajo estaba en Guanajuato Capital.

En primera instancia, la oficial había sido reportada como desaparecida tras acudir a una gasolinera ubicada en el municipio de Juventino Rosas.

“Condenamos y lamentamos profundamente el fallecimiento de nuestra compañera, nos solidarizamos con sus familiares y refrendamos el compromiso para el esclarecimiento del caso”, resaltó la PGJE en un comunicado.

La principal línea de investigación del homicidio es el robo de vehículo, pues las autoridades no localizaron una camioneta propiedad de la víctima, con placas de circulación GWG2060 de la entidad, en la que se desplazaba de manera habitual hacia su trabajo.

“Las tareas de investigación siguen en curso, informaremos oportunamente a la opinión pública sobre los avances que no comprometan las indagatorias”, indicó la dependencia.

En las últimas semanas se han registrado varios asesinatos de agentes policiales en distintos puntos de Guanajuato.

Hasta principios de abril se tenía el reporte de 13 agentes asesinados, entre ellos Javier Castañeda Vargas, director operativo de la Policía Municipal de Irapuato, así como Tadeo Lionel Alfonzo Rojas, jefe de seguridad de Pemex.