–  LA MUY SERIA VISIÓN DE LUIS ERNESTO AYALA TORRES

– OBRAS QUE NO SOBRAN PARA LEÓN

– LOS “NINIS”, LA FUENTE INAGOTABLE DE MANO DE OBRA

– EL ZAPOTILLO, “AGUA QUE NO HAS DE BEBER…”

– EL GOL, EL ERROR, LA FIGURA Y EL OSO

– Y EL PIQUETE PARA EL CAFÉ

LA MUY SERIA VISIÓN DE LUIS ERNESTO AYALA TORRES

Luis Ernesto Ayala Torres, el vigía.

De rostro serio, pero de semblante afable.

De más acciones que de palabras.

De rapidez de pensamiento y de actuar oportuno.

Ex alcalde leonés, impulsor del Sistema Integrado del Transporte, síndico del Ayuntamiento y actual presidente municipal interino de León, un personaje con el prototipo ideal de funcionario ideal.

Mañana domingo concluye su labor como alcalde interino, una vez que Héctor López Santillana se reintegre a sus labores.

Ayala regresa a su banquillo como síndico del Ayuntamiento para cumplir su misión dentro del cuerpo edilicio, hasta el último día del trienio municipal.

Su siguiente misión está en puerta: el gobernador electo, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, lo incorporó a su gabinete. Luis Ernesto será el Secretario de Gobierno del Estado de Guanajuato.

Menuda tarea, pero accesible para un perfil que ha demostrado trabajo, disciplina y apego a la función pública.

Deja atrás su no fugaz, pero sí breve periodo como alcalde interino, donde “cerró pinzas” en el ámbito de seguridad pública al encabezar, de manera personal, operativos en polígonos de violencia, así como por su trato directo con el ciudadano en temas sociales.

Una nueva encomienda, una tarea para trascender.

Luis Ernesto Ayala Torres, ¿el funcionario ideal?

OBRAS QUE NO SOBRAN PARA LEÓN

La rehabilitación del Bulevar Mariano Escobedo, ¿la gran decepción ciudadana?

Los vecinos tuvieron que ser pacientes durante un año.

Fue una obra en etapas para un bulevar de casi 15 kilómetros.

Terminado el trabajo, afloran fallas estructurales.

Esta semana, la empresa responsable, Agregados La Roca, volvió a abrir la carpeta vehicular para determinar en dónde estuvo la falla bajo la garantía contractual.

La obra había sido financiada por el Gobierno del Estado, pero representa un enésimo caso de constructores incumplidos, o que omiten las especificaciones técnicas, o carecen de control de calidad.

Y no, no se trata de colores políticos, porque la intención gubernamental refleja la continuidad de servicios básicos para los leoneses. Se trata de falta de calidad de constructores que pasan por alto detalles técnicos.

Por eso, en León, en una administración y en otra, hay casos de contratistas sancionados.

Habrá que recordar la pasada administración municipal que fue muy criticada por la obra de la Ruta del Peatón con bolardos que hoy terminaron como “ornato” en un panteón municipal.

O la obra de los paraderos en la actual administración que se eternizó, algunos ya concluidos, pero otros que duermen el “sueño de los justos”, como el caso de la micro estación de Hidalgo.

O la obra de rehabilitación de la Calzada de los Héroes en donde el adoquín o adocreto del piso hoy se cae “en cachitos”.

O la obra del Distribuidor Vial “Benito Juárez” que presenta ondulaciones y que hace ocho días se inundó luego de un torrencial, hasta dejarlo intransitable por unas horas.

O…
Son muchos los ejemplos.

¿Qué hay que hacer para evitar reincidencias?

Los próximos titulares de obra pública en los gobiernos estatal y municipal, tienen la palabra.

LOS “NINIS”, LA FUENTE INAGOTABLE DE MANO DE OBRA

Los industriales del calzado están de acuerdo en contratar a jóvenes que ni trabajan ni estudian.

Los representantes de la Cámara de la Industria del Calzado dejaron en claro que apoyarán la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Atenderán con empleo a un grupo poblacional de amplio potencial que, en su mayoría, anhela oportunidad de trabajo y desarrollo personal.

Por eso, los “ninis” –así llamados popularmente- podrían tener en León, una inagotable fuente de trabajo en la industria del calzado.

Allá en los años sesenta y setenta del siglo pasado, las empresas de calzado sumaban a adolescentes a su planta productiva. Entonces se les conocía como “zorritas”.

Los jovencitos podían ganar unos pesos y, a la vez, aprender el noble oficio del zapatero.

Pero en la década de los ochenta, la Ley del Trabajo se hizo más estricta e impidió la “explotación” laboral de menores de edad. El sector zapatero se quedó sin aprendices.

Hoy, se reabre un capítulo de aprendizaje, por supuesto no para menores de edad, sino para aquellos jóvenes en edad productiva que ni estudian ni trabajan.

Los empresarios del calzado están de acuerdo en su capacitación y contratación, pero no han establecido niveles de sueldo.

El caso es que, la respuesta de los empresarios leoneses refleja que se “alinean por la derecha” con el presidente electo, y van en apoyo a sus propuestas.

Van de la mano con el próximo presidente de México

EL ZAPOTILLO, “AGUA QUE NO HAS DE BEBER…”

¿Está en vilo el proyecto del Zapotillo?

La respuesta política sería, sí.

No hay seguridad sobre la posición federal que asumirá el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Tampoco hay certidumbre sobre los acuerdos que dejará el presidente saliente,  Enrique Peña Nieto.

En tanto se alinean los astros en la transición sexenal, la obra está paralizada en la cortina, así como la construcción del acueducto, una obra que dejó colgada la empresa Abengoa.

Ante este escenario de incertidumbre, el gobernador Miguel Márquez Márquez no dejó pasar la oportunidad durante la visita que el presidente a Peña hizo a Guanajuato, el lunes pasado.

Le dijo que El Zapotillo está “a punto de turrón”, ya sólo requiere de un empujoncito  o empujonzote, “quiero que usted se cuelgue la medalla”, le dijo.

León y Guanajuato urgen de certidumbre en el proyecto, porque se trata de un “arroz a punto de cocer” y sería muy delicado que del plato a la boca, cayera la sopa.

Por eso la exigencia del gobernador Márquez para que el Zapotillo se consolide como la obra que habrá de garantizar el futuro hidráulico, no sólo de León y municipios alternos de Guanajuato, sino también de Jalisco.

Quedan escasos cinco meses para destrabar el proyecto y, el Gobernador Márquez, dejó en claro el escenario de apremio que vive Guanajuato en espera de que el Zapotillo se consolide como la obra deseada.

Allá en Jalisco el tema se politizó, al tal grado que, en un momento dado, se perdió el sentido social de la obra.

Hoy, más allá de una política pública, se requiere de voluntad política para dejar correr el agua desde el vecino estado para León.

¿Agua que no has de beber…?

EL GOL, EL ERROR, LA FIGURA Y EL OSO

A continuación, el retrato de la semana expresado en terminología de futbol.

El gol: Literal, el en tema de fútbol, el anotado por Croacia en tiempos extra para pasar a la final del Mundial de Futbol  que se juega en Rusia. Mañana, ante Francia, una final que sacará chispas.

El error: Permitir que los contratistas que ejecutan obra pública en León omitan las especificaciones técnicas y control de calidad. Muchas obras, o se atrasan, o se entregan con graves fallas estructurales.

La figura: Luis Ernesto Ayala Torres, exalcalde leonés, síndico del ayuntamiento, alcalde interino y, próximamente, secretario de Gobierno del  Estado de Guanajuato. El funcionario de hierro.

El oso: La falta de criterio de los guardias del Fórum Cultural que incomodan a los ciudadanos al restringir acciones como tomar fotos de los espacios públicos. Lo grave es que, argumentan que está prohibido con un tono poco servicial. ¿Así se atiende a los turistas que llegan a este foro de cultura leonesa?

Y EL PIQUETE PARA EL CAFÉ

Van las siguientes frases populares escuchadas de manera ocasional. Tómelo con buen humor.

“Todos me conocen como una persona muy saludable. Sí, saludo a todo mundo”

“No te preocupes, todos tenemos a un amigo que cae mal, pero si no lo tienes, pues eres tú”

Frase entre jóvenes digitales: “Pues si buscan algo, éntrale a google; si buscas a alguien, éntrale a face; pero si no encuentras algo, grítale a tu mamá”.

“Encontré a mi jefe durmiendo, pero por supuesto, él no está holgazaneando, está meditando”.