Tras aprobar el ayuntamiento el nuevo reglamento de Policía y Vialidad, el regidor Salvador Sánchez Romero expresó: “los que no quieran pagar multas de tránsito que realicen trabajo comunitario”.

El nuevo reglamento de tránsito, que ahora se llama de Policía y Vialidad, no es una imposición ni una ocurrencia, sino que se consultó, sensibilizó y tomó en cuenta a las organizaciones sociales, destacó.

Entre las organizaciones con las que se dialogó y acordó este reglamento, se encuentran el colegio de abogados, Consejo Coordinador de León, Clubes de Motociclistas, entre otras.

Por su parte, el regidor José Luis Manrique destacó, que se creará una nueva cultura vial de prevención de accidentes; ya hacía falta un nuevo reglamento,  León no se podía quedar atrás en relación a otras ciudades del país.

En tanto, que el regidor Gerardo Fernández enfatizó, que se violan derechos humanos con las multas elevadas que se impondrán a quienes infrinjan el reglamento y por doble sanción a los servidores públicos.

A su vez, el regidor Salvador Ramírez Argote, precisó que el reglamento de policía y vialidad tiene un objetivo recaudatorio, pese a que digan lo contrario los miembros panistas del ayuntamiento.

Dijo que se afectará a los ciclistas al despojarlos prácticamente de su medio de transporte para ir y venir del trabajo, la escuela y demás actividades, esto no debe ser así, va a generar inconformidad social.

El Reglamento de Policía y Vialidad que aprobó el ayuntamiento por mayoría, entrará en vigor el 1 de enero de 2019, con el propósito de prevenir accidentes principalmente los mortales, para salvar la integridad de los ciudadanos.

Establece normas para peatones, ciclistas, motociclistas y automovilistas, conductores de transporte público y maquinaria. Engloba los reglamentos de Policía, Tránsito y Oficiales Calificadores.

INFRACTORES

Además sanciona a los infractores de normas de convivencia, regula la relación entre la ciudadanía y los elementos de seguridad, al tiempo que respeta los derechos humanos.

Establece la obligación de contar con seguro de daños contra terceros, la posibilidad de ofrecer un trabajo a favor de la comunidad e impone una sanción mayor en caso de ser reincidente o infractor reiterado.

Así como el arresto no conmutativo de hasta 36 horas para aquellas personas que manejen en estado de ebriedad.

En sesión ordinaria, el ayuntamiento también aprobó unánimemente el Reglamento de la Academia Metropolitana de Seguridad Pública de León.

De igual manera, aprobó las iniciativas planteadas por el Ejecutivo del Estado para reformar la legislación estatal en materia de Infraestructura, Consumo de Bebidas Alcohólicas, Transporte, Sistema de Emergencias, Migrantes y Enlace Internacional.

Y aprobó la iniciativa para reformar la legislación estatal a fin de armonizar el marco competencial de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial.