Una vez más, el Observatorio Ciudadano de León (OCL) reportó el listado de las colonias con más delitos, siendo el barrio del Coecillo la principal. Para sus habitantes, es necesaria más vigilancia y atención de las autoridades, no sólo en su colonia, sino en toda la ciudad.

Desde el 1 de enero al 31 de julio del 2018, además del tradicional barrio, otras zonas con elevados delitos fueron San Juan Bosco, San Miguel, San Isidro y Vibar. Por lo pronto, en uno de los barrios más antiguos de León, la delincuencia y la inseguridad es común, así como su antigüedad y tradición.

En la calle San Cayetano se encuentra el señor Otoniel Macedo. Tiene sesenta años, cuarenta de los cuales los ha dedicado a trabajar en un taller de calzado. A lo largo de su vida ha contemplado los cambios y evoluciones del barrio.

BARRIO BRAVO

“La imagen que tiene El Coecillo de barrio bravo es sólo eso: pura imagen, ya que fue uno de los primeros que existió en la ciudad. Lo que es un hecho es que toda la ciudad está igual. Ya no es ninguna novedad lo que está pasando”.

De acuerdo con los vecinos, una de las calles donde suele haber asaltos es la Herreros, pero es en todo el barrio y sus inmediaciones donde es necesaria la vigilancia. En opinión de Elena Fernández, también residente del barrio, mucho de lo que sucede en El Coecillo no se sabe, ya que mucha gente no denuncia, lo que confirma la afirmación del mismo Observatorio Ciudadano, que en otras ocasiones ha señalado que la “cifra negra” es decir, aquellos delitos que no  se denuncian, son constantes en la Capital del Calzado.

“Lo extraño del caso” dice Martín Fuentes, comerciante del calzado en el tradicional barrio, “es que sí hay vigilancia, pero hace falta en las noches, que es cuando la cosa se pone más brava que de costumbre. A veces la policía sólo agarra borrachitos, o eso parece, ya que los crímenes continúan en el Barrio”.

Pese a todo, la gente del Coecillo sigue con sus vidas con normalidad.